Como toda madre y padre, debemos hacernos responsables de la seguridad y el bienestar de nuestros hijos. Por eso es importante que te tomes unos minutos para ver este artículo porque te asegurarás de que tu hijo esté preparado en cualquier momento clave.

El artículo que te voy a mostrar en un momento trata sobre algunas normas de seguridad que debes mostrarle a tu hijo para que así sepa reaccionar en el caso que se le presente. Ahora mira hasta el final y presta mucha atención para que así se lo enseñes bien.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Viendo”.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Viendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Lo que más angustia le produce a un padre o una madre es que a su hijo pueda ocurrirle algo.

Su seguridad, física y emocional, está por encima de todo lo demás. Sin embargo, a menudo olvidamos darle a nuestro hijo las herramientas para que pueda defenderse y tener claras algunas pautas de seguridad básicas.

Si bien es importante no asumir un estilo educativo sobreprotector y aprensivo, no es menos cierto que debemos asegurarnos de que nuestros hijos saben protegerse solos porque a medida que crezcan y ganen independencia tendrán que separarse de nosotros.

Enseña a tu hijo a desenvolverse de forma más segura por la vida. 

Al menos conseguirás evitar ciertos riesgos y le estarás ofreciendo a tu hijo una herramienta indispensable para él. Apunta las principales normas de seguridad que debes enseñar a tu hijo:

Qué hacer en caso de acoso. 

Por desgracia. los casos de acoso escolar se dan en edades cada vez más tempranas.

A partir de los 6 años ya se detecta abuso de unos niños hacia otros.

Explica a tu hijo qué hacer si un niño le molesta de forma reiterada, le pega o le humilla constantemente.

Debes dejarle claro que debe contarlo y acudir a su profesor y a sus padres en busca de ayuda, y que es algo que nunca debe ocultar.

No abrir la puerta cuando está solo en casa

Tu hijo debe saber que, si alguien llama a la puerta y está solo en casa, no debe abrir. Tampoco es conveniente que responda al telefonillo.

Qué hacer si el niño se pierde. 

A pesar de ir con mucha precaución en lugares de grandes multitudes de gente, basta un segundo para perder a nuestro hijo de vista.

Y los minutos que pasan hasta que le encontramos son realmente angustiosos.

Ante todo, calma. Si tu hijo aprendió la norma básica, no andará muy lejos. Debes explicarle que si se pierde, debe quedarse quieto en un sitio y en último caso, pedir ayuda a un adulto, preferentemente a madres con niños.

Evidentemente, entre las normas básicas está el enseñar a nuestro hijo la dirección y el número de teléfono de los padres.

No permitir que lo toquen

Desde pequeño, el niño debe saber que su cuerpo es suyo, y que los demás no tienen derecho a tocarlo.

Los besos, las caricias y los abrazos están dirigidos a las personas que conoce y quiere, con las que ya mantiene cierto grado de intimidad.

Por eso es importante que nunca le fuerces a besar o abrazar a personas que no conoce.

Explícale además que hay ciertas partes del cuerpo que los demás no pueden tocar, ni siquiera las personas de más confianza, y que si algo así ocurre, debe negarse y decírtelo inmediatamente.

Qué hacer si llaman a la puerta y está solo. 

Una norma básica que muchos padres olvidan recordar es la de no abrir ni hablar con desconocidos.

Parece obvio, pero para un niño, lo normal es mostrarse amigable y confiar en los demás. Déjale muy claro que él no puede abrir la puerta ni contestar al teléfono.

Cruzar la calle mirando siempre a ambos lados

Para evitar un accidente vial, lo más conveniente es que enseñes tu hijo a cruzar la calle con seguridad. Explícale que siempre debe cruzar por el paso de cebra y respetando los semáforos.

Aún así, antes de cruzar debe mirar a ambos lados de la calle para cerciorarse de que no hay coches o están detenidos.

Cómo jugar en la piscina. 

A los niños les encanta la piscina y el agua, pero a menudo se lo pasan tan bien que olvidan las normas básicas de seguridad.

No está de más que se lo recuerdes, aunque parezcas que ya lo has repetido mil veces.

Recuérdales que nada de tirarse de cabeza en la zona menos profunda, que no debe entrar en el agua sin manguitos o flotador si aún no está seguro, que debe volver a echarse crema para el sol al salir del agua…

Navegar por Internet de forma segura

La red no está exenta de riesgos, por lo que cuando tu hijo tenga edad suficiente para acceder al mundo virtual debe saber que no puede brindar sus datos personales y tampoco es conveniente que hable con personas que no conoce en la vida real.

Es importante que establezcas una relación de confianza desde una edad temprana, de manera que te cuente cualquier cosa rara que encuentre mientras navega.

Cómo pedir ayuda desde casa. 

Con cinco años, un niño ya es capaz de entender qué es un número de emergencia y  cuándo debe utilizarlo.

Si en algún momento está contigo en casa y necesita pedir ayuda porque tú te encuentres mal, podrá hacerlo si ya se lo explicaste.

No irse con alguien que no conoce

Tu hijo debe tener claro que, si alguien le pide que vaya con él, no debe acceder.

Aunque esa persona le diga que es amigo tuyo, jamás debe fiarse y, por supuesto, no debe subir al coche de un desconocido.

Por eso, es conveniente que siempre le recojan los padres o abuelos. Explícale que en alguna ocasión puedes llegar tarde, pero que debe esperarte.

Si leíste el artículo hasta aquí escribe en facebook “Si lo Compartí” para demostrar que eres de las personas que sí lee… Sabrás quienes lo hacen y quiénes no.

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

[/showhide]