¿Te has preguntado qué sucede que las personas no permanecen en tu vida, o por qué te cuesta construir amistades que perduren en el tiempo?

Aunque uno de los motivos de que no sean de buena calidad tus relaciones, y que no perduren en el tiempo, se deba a que no haces buenas elecciones, también un gran porcentaje recae en motivos que están en nosotros mismos. No nos damos cuenta de que quizás tenemos actitudes que son para nada atractivas para quienes tenemos cerca nuestro…

Hay un sabio pensamiento que dice:

“Si Quieres Ver Mariposas Cerca De Ti, Entonces Crea Un Jardín, Y Las Mariposas Llegarán Solas”

Entonces, ¿alguna vez has pensado si eres para los otros una fuente de buena energía, o acaso sabes si tu compañía es revitalizante, y si resulta fácil pasar el tiempo contigo?

Si no estás muy seguro/a, sigue leyendo y descubre conmigo, si es que tu compartes algunos de estos rasgos o comportamientos, para empezar a trabajar en ellos cuanto antes y comenzar a construir relaciones duraderas, verdaderas y sanas.