Es verdad que hoy en día el mundo se está volviendo cada vez más loco, hay mucho más estrés y complicaciones en el día a día de cada una de las personas. Pero hay un detalle muy importante, dejaremos que esos problemas nos traigan consecuencias en nuestra vida.

El artículo que te voy a mostrar en un momento está relacionado en varias señales que demuestran que te hace falta mas inteligencia emocional para controlar esos problemas. Es muy interesante y por eso no debes dejar de verlo.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Viendo”.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Viendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Estos son los comportamientos que debes quitar de tu repertorio si deseas lograr el éxito.

Cuando el término “inteligencia emocional” se empezó a popularizar, asistió a la gente a percatarse de algo:

Las personas con inteligencia promedio superan el trabajo de aquellas que son más inteligentes en el setenta por ciento de las veces.

Esta anomalía probó que no basta la cultura o bien diligente mental para triunfar en la vida.

Décadas de investigación han probado que la inteligencia sensible es un factor crítico que hace que las personas se resalten del resto,

La conexión de este índice con el éxito es tan grande que el noventa por ciento de los mejores profesionistas tienen una alta inteligencia sensible.

La inteligencia sensible es “algo” en todos que es intangible.

Afecta como manejamos nuestro comportamiento, navegamos las complejidades sociales y tomamos resoluciones para lograr resultados positivos.

Pese a su relevancia, es bastante difícil saber verdaderamente cuánta inteligencia sensible tiene una persona y qué se puede hacer para mejorarla.

Se pueden tomar pruebas ratificadas a nivel científico, mas desgraciadamente no son gratis.

Me puse a examinar cientos y cientos de pruebas que hemos hecho en mi empresa TalentSmart para identificar los comportamientos propios de personas con baja inteligencia sensible. Son acciones que debes intentar eludir en el futuro.

1. Te estresas con facilidad

Cuando te comes tus sentimientos, estos se acumulan hasta generar sensaciones como tensión, estrés y ansiedad.

Las emociones ignoradas dañan el cuerpo y la mente. La inteligencia emocional te ayuda a manejar mejor el estrés al ayudarte a identificar las situaciones que te agobian y a enfrentarlas adecuadamente a tiempo.

Las personas que no usan su inteligencia emocional tienden a apoyarse en otros métodos, menos saludables, para manejar la presión.

2. Te cuesta trabajo ser asertivo

Las personas con buena inteligencia emocional tienen un buen balance de buenos modales, empatía y cordialidad, pero son capaces de establecer límites.

Esta combinación es ideal para manejar los conflictos. Cuando la mayoría de la gente está enojada, estas personas con buena IE se mantienen calmadas y balanceadas ya que se alejan de las emociones mal manejadas.

3. Tienes un vocabulario emocional limitado

Todas las personas expresamos emociones, pero solo unas cuantas son capaces de identificarlas con claridad mientras ocurren.

Nuestra investigación arroja que solo el 36% de las personas pueden hacer esto, lo cual es problemático porque las emociones poco entendidas generalmente causan malos entendidos, elecciones irracionales y acciones contra productivas.

Las personas con buena IE dominan sus emociones porque saben identificarlas y tienen un gran vocabulario para nombrarlas.

Muchas personas simplemente definen su estado de ánimo como “malo”, las emocionalmente inteligentes saben decir “frustrado”, “ansioso”, “irritable”, etc.

Cuanto más específica sea la palabra, mejor conocimiento tendrás de qué estás sintiendo, qué causa la sensación y qué hacer al respecto.

4. Asumes cosas rápidamente y defiendes tus posturas con vehemencia

Las personas que carecen IE forman opiniones rápidamente y sucumben a información vaga, que apoye sus propias posturas e ignoran cualquier cosa que pueda llevarles la contraria.

Muy frecuentemente, discuten para defender un punto. Esto es especialmente peligroso para los líderes, pues sus ideas poco analizadas se pueden volver la estrategia de todo un equipo.

Las personas emocionalmente inteligente marinan sus pensamientos porque saben que las reacciones iniciales se mueven por los sentimientos.

Dejan que sus pensamientos se desarrollen y consideran consecuencias y contrargumentos posibles.

Luego comunican su idea de la manera más efectiva posible, considerando las opiniones de la audiencia.

5. Guardas rencores

Las emociones negativas que vienen con los rencores son, de hecho, una respuesta al estrés.

Solo pensar en la ofensa que recibiste hace que tu cuerpo entre en “modo de supervivencia”, un mecanismo que hace que te levantes y pelees o salgas corriendo ante una amenaza.

Cuando el peligro es inminente, esta reacción es esencial para sobrevivir, pero cuando el peligro ya pasó, guardar ese estrés es muy dañino para ale cuerpo y puede tener consecuencias devastadoras con el tiempo.

De hecho, investigadores de la Universidad Emory descubrieron que guardar el estrés contribuye a tener presión alta y enfermedades del corazón.

Soltar las cosas no solo te hace sentir mejor, también puede ayudar a tu salud.

6. No sueltas tus errores

Las personas emocionalmente inteligentes se alejan de sus errores, pero no los olvidan.

Al mantenerlos a una distancia prudente pueden recordar las enseñanzas que dejaron para alcanzar el éxito futuro, pero no dejan que los detengan.

Saben manejar muy bien la delgada línea entre recordar y revivir.  Revivir demasiado los errores hace que te dé ansiedad y miedo de intentar cosas nuevas, mientras que olvidarlos por completo hace que los repitas.

La clave del balance está en tu habilidad de transfromar los fracasos en lecciones que te ayuden a mejorar.

7. Sientes que la gente no te entiende

Cuando te falta inteligencia emocional es difícil entender cómo te ven los demás.

Te sientes poco entendido porque no puedes dar tus mensajes de la manera correcta.

Las personas con alta IE saben que aun con práctica no siempre se da una comunicación 100% efectiva.

Saben darse cuenta cuando las personas no los están entendiendo, ajustan su estrategia y recomunican su idea hasta que se dan a entender.

8. No sabes cuáles son tus disparadores (triggers)

Todos tenemos disparadores, situaciones o personas que nos presionan y nos llevan a actuar de manera impulsiva.

Las personas emocionalmente inteligentes estudian estos triggers y evitan las situaciones o individuos que les pueden hacer perder la cabeza.

9. No te enojas

No es que las personas emocionalmente inteligentes no se enojen, pero manejan mejor sus molestias para obtener el mejor resultado posible.

A veces esto es simplemente mostrar que estas enojado, triste o frustrado.

Ocultar tus emociones constantemente con una falsa actitud positiva no es genuino ni productivo.

10. Culpas a otros por como te hacen sentir

Las emociones vienen de dentro. Es muy tentador atribuir tus sentimientos a las acciones de otros, pero debes tomar responsabilidad por ellas.

NADIE PUEDE HACERTE SENTIR ALGO QUE TU NO QUIERAS SENTIR.

11. Te ofendes con facilidad

Si sabes muy bien quién eres, es difícil que las cosas que otros dicen o hacen respecto a ti te molesten.

Las personas con sanidad emocional son seguras y de mente abierta.

Incluso pueden burlarse de sí mismas porque saben muy bien cual es límite entre el humor y la degradación.

En conclusión…

Puedes entrenar a tu cerebro repitiendo actitudes y acciones inteligentes.

Cuando tu cerebro refuerza estos comportamientos, las respuestas anteriores se van borrando de los caminos neuronales

Si leíste el artículo hasta aquí escribe en facebook “Si lo vi” para demostrar que eres de las personas que sí lee… Sabrás quienes lo hacen y quiénes no.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

[/showhide]