No sé ustedes, pero durante mucho tiempo me he tropezado con la misma piedra una y otra vez, he guardando rencores por no saber decir “perdón”, he acumulado resentimientos por no decir lo que pienso y siento, por no decir NO cuando correspondía. Me he metido en problemas por intentar tener una vida de fantasías gastando más de lo que tenía, y ni hablar que he cometido muchos errores por falta de amor propio, viviendo como una víctima sin tomar consciencia de mis acciones y de las repercusiones que éstas podían causar en otros y en mí misma.

Obviamente que nadie elige a propósito pasar por esas experiencias, es más, la mayoría de las personas de este mundo tenemos por igual, sin importar creencias, el tipo de educación, la raza o la clase social a la cual pertenezcamos, el deseo de tener una buena vida.

Por eso, en el artículo de hoy, quiero compartir con ustedes las 19 Instrucciones para la vida del Dalai Lama. A mi me han servido mucho, y los repaso de tanto en tanto, como una verdadera guía que me permite recordar cuál debe ser mi actitud frente a los desafíos de cada día, para vivir con más paz y armonía.

Estoy convencida de que nunca es tarde para aprender, para crecer, para evolucionar y construir una vida de la cual nos sintamos orgullosos.

¡Empecemos!