No hay mejor compañero en la vida que un hermano. Podrán pasar mil cosas pero el amor seguirá siendo fuerte e incondicional.

Cuando Necesitas Dejar De Pensar Tanto Y Comenzar A Reír.

Luego de muchas vueltas en la cabeza siempre es necesario frenar, tomarte una pausa, reír y luego retomar. Hay momentos en que las circunstancias no nos permiten abandonar nuestros pensamientos de manera permanente, por eso necesitamos a esa hermanita para que nos ayude a hacer una parada y distendernos un poco.