A veces me pongo a pensar que sería de la vida sin esas cosas que no cuesta nada ofrecerlas o recibirlas pero valen mucho más que el oro o cualquier piedra preciosa. Esas cosas o digamos “detalles” que existen en nuestra vida sin duda ni temor a equivocarme hacen que seamos más felices y estemos satisfechos con lo que tenemos y hacemos.

Pareciera que nuestra vida está envuelta en muchas de las ocasiones por cosas materiales, aumentar las riquezas y tratar de resaltar entre los demás para recibir el reconocimiento de aquel o aquellos a los que deseamos demostrar “algo”. Pero si nos detenemos a pensar y reflexionar un poco en esa frase que dice:

“Las Cosas Buenas, Vienen En Paquetes Pequeños”

¿Qué cierto es, verdad?, cuando degustamos un dulce que rico nos sabe!, si prestamos atención a los sabores y nos concentramos en disfrutar de verdad ese dulce nos provoca un sentimiento de placer muy agradable. O también tenemos el ejemplo de los platillos de restaurantes elegantes que sirven un postre o plato fuerte en un plato pequeño y la porción ni siquiera cubre el 50% del plato, pero el sabor y la combinación de ingredientes resultan en algo extraordinario.

Soy un convencido de que si el ser humano NO llena su vida, su mente y su espíritu de cosas ÚTILES y VERDADERAS, tendrá como consecuencia una vida solitaria, vana y de poco crecimiento en cualquier ámbito. El ser humano por naturaleza se compone de RAZÓN y SENTIMIENTO, esas dos partes que viven en un mismo sitio pero que nunca se llegan a juntar.

Ahora te daré una lista de 7 cosas que vale la pena disfrutar y que son GRATIS.