La Angustia es la hermana gemela de la preocupación, y desde ya tienes que tener claro que a lo único que te ayuda es a perder el tiempo, debido a que sólo te hace consumir grandes cantidades de energía, te mantiene atado a esa situación que te angustia y lo peor es que te acerca a más cosas negativas. Por eso a lo largo de esté artículo aprenderás cómo superar la angustia.

Primero es muy importante que tengas en cuenta que la angustia es el sentimiento que experimentas cuando te preocupas sin motivo, y es un hábito tan dañino y malo como fumar o comer en exceso.

El sentimiento de angustia o lo que es lo mismo de preocupación, nace por sentir ansiedad o temor por lo que pasará en el futuro próximo, o por dudar de si se es capaz de resolver o no el problema que esté enfrentando, o simplemente por falta de seguridad y de confianza en ti mismo.

Además cuando se esta angustiado se deja de vivir y de disfrutar el presente. Por ejemplo: si estás preocupado porque en tu trabajo no marchan las cosas muy bien, y te animas a asistir a una fiesta, por más que lo intentes no podrás disfrutar como te mereces de esa fiesta, porque en tu mente no dejará de rondar eso que te angustia.

Te voy a dar otro ejemplo: igual sucede cuando estas angustiado por tus finanzas, y resulta que tu hija ha aprobado todos los exámenes con sobresaliente, bueno la verdad es que no podrás disfrutar plenamente esa alegría ¿Por qué? Sí, por estar preocupado por tus finanzas.

La verdad es que la angustia es totalmente negativa, ella sólo empaña y ensombrece todos los acontecimientos placenteros de tu vida, ya que cualquier cosa que suceda quedará anulada por la preocupación. En conclusión la felicidad y la alegría se posponen hasta que resuelva el problema o la situación que estés enfrentando, y que te angustia.

Así que es hora de que eso cambie, y para ello conocerás a continuación tres poderosos ejercicios que te ayudarán a dominar la angustia y a poco a poco desterrarla de tu vida.

Tres Pasos Para Superar Los Momentos De Angustia

1. Programa una sesión al día de preocupación: en esté primer paso de lo que se trata, es de que tomes 30 minutos de cada día para abordar todo lo que te preocupa, ya sean problemas o alguna otra situación que estés viviendo.

Esto hará que pases de estar todo el día angustiada, a tomar 30 minutos específicos para darle vueltas a las dificultades y así poder pasar a solucionarlas. Recuerda luego enfocarte en tomar las acciones correctas cada día para así solucionar aquello que te preocupaba, e ir aumentando y fortaleciendo tu auto- confianza.

2. Desconecta tu mente: luego de poner en acción el primer paso, seguido distrae tu mente para que ya dejes de darle vueltas a eso que te angustia.

Puedes leer un libro que te inspire, descansar un rato, ver una película divertida, escuchar la radio, o arreglar el jardín, haz algo que vacié tu mente de preocupaciones para descansar mentalmente y así poder recuperar tu claridad mental, y avanzar hacia soluciones, ya que esto es lo que te permitirá eliminar la angustia.

3. Fluye y sé feliz: y por último, evita quedarte solo y encerrado en casa, al contrario sal y disfruta de los momentos buenos, positivos y divertidos que se te presenten en tu vida.

Recuerda que la vida continua, y rumiar en tus pensamientos de preocupación y aferrarte a eso que te angustia no te ayudará en absoluto, y al contrario distraerte si lo hará.

Así que date permiso para sonreír, mantén la esperanza de que todo pasa, y sólo centra tu mente en los muchos o pocos aspectos positivos e importantes que te rodean, de está forma la angustia no tendrá cabida ni en tu mente, ni en tu vida.

Recuerda escribir un comentario ahora :) ¡Gracias!

Amor y bendiciones para ti
Yasnely ♥ Gómez

¿Te Ha Ayudado Este Artículo? Califica con 5 Estrellas :)
[ec_stars_rating]

 
[sc:adsense1]