La historia de Jon Gabriel era muy similar a la de todos nosotros: estrés, preocupaciones, presiones, y además cargaba con un sobrepeso que no podía controlar.

En 2001 llegó a pesar 180 kg., trabajaba en la bolsa de valores de Wall Street, en NY. Aunque tenía dinero, su vida se volvía terrible. Más gastos, más presión, encima engordaba y se burlaban de él.

Tenía un compañero de oficina con una forma de ser y un trato hacía a él, que de alguna manera, a Jon Gabriel, le hacía vivenciar un trauma que había tenido en su niñez, y sufría día tras día.

Todo parecía una espiral negativa sin fin.

Aunque hacía dieta, Jon podía bajar 5kg, pero subía 10 kg, y luego empezaba un régimen otra vez, pero terminaba subiendo más de lo que bajaba. Así fue que llegó a pesar los 180 kg, alcanzando la obesidad mórbida.