Muchas personas ya me han escrito en diferentes ocasiones que reconocen lo importante que es mantener pensamientos positivos, pero la realidad es que se les dificultad mucho el pensar positivo.

Si esto te ha pasado y también te cuesta cambiar un pensamiento negativo por uno positivo, o no sabes cómo hacerlo, te invito a que te quedes conmigo hasta el final de este artículo porque te enseñaré cómo enfrentar esa situación y darle solución.

Ya hemos hablado en anteriores artículos las consecuencias de los pensamientos negativos y si aún no lo sabes, haz clic aquí para que las conozcas al finalizar de leer este escrito.

Los Pensamientos Positivos Te Ayudarán A Vivir Más Feliz Y En Paz

Como te mencione, varias personas me han pedido que les ayude a solucionar el problema de no poder liberarse de los pensamientos negativos, una de ellas incluso me decía que era tan grave su situación que llegaba al punto de sentirse bloqueada, y la mayoría de estás personas coinciden, en que a pesar de que hacen el esfuerzo de apartar de su mente los pensamientos negativos y mantener los positivos, les resultaba imposible lograrlo.

Me contaban que curiosamente les pasaba lo contrario, que esos pensamientos negativos volvían una y otra vez, hasta colapsar su mente, que eran como una pesadilla que sólo les impedía concentrarse en lo que estaban haciendo y disfrutar plenamente de ello.

Lo primero que tienes que tener claro es que a lo que “te resistes, persiste”, con esto me refiero a que si cada vez que llega a tu mente un pensamiento negativo, te resistes a el, te opones, lo rechazas o lo niegas, lo que va a suceder es que ese pensamiento va a persistir, y lo que te quiero decir con persistir, es que se va a mantener o va a permanecer en tu mente una y otra vez.

Además otro punto importante que tienes que tener muy en cuenta es lo que yo llamo el “efecto de bola de nieve de los pensamientos” que significa que cada pensamiento desencadena más pensamientos de su misma naturaleza, y así hasta generar un espiral de pensamientos.

Me explico mejor, esto significa que un pensamiento negativo va a producir más pensamientos negativos, y estos más y más pensamientos. La buena noticia es que este efecto es aplicable también a los pensamientos positivos.

Las causas principales por las cuáles las personas les sucede todo lo que te conté anteriormente son:

1. Porque se “Resisten a los pensamientos negativos, y así estos persisten”. Esta es respuesta del porque a veces sienten que viene un pensamiento tras otro, y si es negativo se torna una pesadilla, y se sienten mal, muy mal.

2. Por el “efecto de bola de nieve de los pensamientos”. Y esta es la respuesta de porque a veces les resulta casi imposible liberarse del espiral negativo en el que entran sus pensamientos.

Ahora continuemos con la parte positiva que responde a la pregunta que me imagino que en estos momentos ronda en tu mente.

¿Cómo lograr cambiar un pensamiento negativo por uno positivo?

La clave y la solución a esta problema está en una palabra “Sustituir” como sabes nuestra mente sólo se puede enfocar en una sola cosa a la vez, es por eso que si estás muy ocupada intentando quitar de tu mente los pensamientos negativos siempre fracasarás y al contrario aumentarán, y no podrás lograr tu objetivo que es “cambiar ese pensamiento por uno positivo”.

Es por esto, que lo inteligente es “Sustituir ese pensamiento negativo por un pensamiento positivo”. Y lo vas hacer de la siguiente forma:

3 Pasos para Cambiar un pensamiento negativo por un Pensamiento Positivo

Paso #1: Ten una libretica pequeña siempre a la mano, ya que está será tu aliada y la que te ayudará a sustituir de forma fácil y sencilla tus pensamientos, y además te ayudará a medir tus resultados y a crear el nuevo hábito positivo de pensamiento.

Paso #2: Al Identificar un pensamiento negativo, abre tu libreta e inmediatamente escribe dándole  la vuelta a ese pensamiento negativo para sustituirlo por un pensamiento positivo.

Por ejemplo: si te encuentras pensando “No puedo lograr nada”, de forma inmediata saca tu libreta y lápiz y tómate un minuto para escribir con tus mejores intenciones lo contrario y positivo a ese pensamiento negativo, que en este caso sería “Puedo lograr todo lo que me propongo, confió en mi”.

Paso #3: Seguido presta atención a tu mente para comprobar que pensamiento te viene, si nuevamente es negativo vuelve a usar la libreta y sustitúyelo por un pensamiento positivo, y así hasta que garantices que en ese momento sean los pensamientos positivos que reinan en tu mente y por supuesto te sientas bien.

Por cierto, hay algo muy importante que tienes que tener en cuenta, y es que puedes usar tus sentimientos como guía para saber que estás pensando, si quieres saber más haz clic para leer un artículo completo que te explica todo lo relacionado a este tema.

Te recuerdo que quizás al principio tendrás que usar la libreta muchas veces, porque lo más probable es que tengas años con ese hábito de pensar negativo y la realidad es que de la noche a la mañana no se va a cambiar, pero te digo que si eres constante con este ejercicio desarrollarás el hábito de pensar positivo, y lo mejor es que en un futuro ya no necesitarás la libreta porque podrás controlar tus pensamientos y elegir desde tu mente siempre que pensar.

Es un hábito que te recomiendo que desarrolles, porque lograrás lo que muy pocas personas logran que es ser “dueña de sus pensamientos” y además te brindará en tu vida una gran ayuda y grandes beneficios.

Recuerda tomar acción cada vez que los pensamientos negativos te invadan. Puedes hacerlo!

Si te cuesta pensar positivo, quieres más información o simplemente quieres avanzar más rápido te invito a que conozcas Mi Curso Avanzado “Cómo Ser Positivo/a En La Vida Haz Clic Aquí Para Saber Más

Amor y bendiciones para ti
Yasnely ♥ Gómez

¿Te Ha Ayudado Este Artículo? Califica con 5 Estrellas :)
[ec_stars_rating]

 
[sc:adsense1]