Imagina por un momento que tu vida es un barco, el timón de ese barco es tu mente y el capitán es tu mentalidad, es decir, tus creencias, tus ideas, lo que piensas sobre la vida, lo que piensas sobre el dinero, sobre las relaciones, sobre la salud; todo esto en su conjunto crean tu forma de pensar (mentalidad) y esa forma de pensar, literalmente es la que dirige el barco de tu vida. En este artículo te voy a enseñar tres pasos para que eduques tu mente y así logres lo que quieras de la vida.

Lamentablemente existe un obstáculo que te impide lograr todo lo que quieres, ese obstáculo es invisible y en la mayoría de los casos se ignora por completo.

¿Quieres Saber Cuál Es Ese Obstáculo?

Ese obstáculo son tus creencias, una creencia es una generalización que haces sobre la realidad de tu vida y la vida de otras personas y sobre una experiencia de cualquier área de tu vida.

Si estas insatisfecho/a con tus resultados, si no has logrado lo que deseas o quieres lograr algo y no te sientes capaz, es el momento de que comiences a preguntarte si tus creencias y tu forma de pensar son la adecuadas.

Como mencionaba al principio, tu mentalidad es el capitán de tu barco, y si el capitán no sabe que rumbo tomar, ira a la deriva y cualquier viento le será favorable.

3 Pasos Para Educar Tu Mente

Paso #1: Tienes que saber cuál es tu rumbo.

¿Qué quieres hacer? ¿Qué quieres tener? ¿Qué quieres lograr? Estas son preguntas básicas que te ayudaran a definir el rumbo de tu vida y serán el punto de partida para educar tu mente de forma tal que te lleve directamente a alcanzar tus metas.

RECOMENDACIÓN: Busca un lugar a sola, piensa en ti, piensa en tu vida y responde a estas preguntas.

OJO: Si no sabes que quieres y no consigues la respuesta… sigue preguntándote sin descanso, abre bien los ojos y la mente, prepárate para recibir la respuesta en cualquier momento.

Paso #2: Comienza con el pie derecho.

Lee de nuevo el segundo paso… ¿Qué dice? “Comienza con el pie derecho” este es un ejemplo sobre lo qué es una creencia… Si te levantas por la mañana y dices “Me he levantado con el pie derecho” ¿Qué significa ésta afirmación para ti? Y si en cambio dices: “Me he levantado con el pie izquierdo” ¿Qué significa para ti?…

Este tipo de afirmación y su explicación son las creencias. El segundo paso se trata sobre evaluar las creencias más simples y generales que son parte de tu vida diaria, y que te pueden estar frenando y limitando tus resultados actuales.

Vamos a las raíces… a continuación veremos una lista sobre las creencias más comunes que pueden estar frenando el éxito de una persona en cualquier área de su vida.

OJO: Si cuando leas la lista piensas que alguna de esas ideas son ciertas… felicidades, has descubierto una creencia limitante. Escribe esa creencia en una hoja y continua con el tercer paso.

Creencias Negativas Y Limitantes

  • El dinero es malo.
  • Ser feliz significa tener mucha salud.
  • El trabajo solo sirve para amargarse la vida.
  • No confíes en la gente.
  • Todos los hombres son iguales.
  • Mi religión es la única seria y verdadera.
  • Fumo porque me siento bien.
  • Estoy gorda porque mi Madre también es gorda.
  • Nunca conseguiré prosperar en mi trabajo ni en los negocios.
  • El viernes es el día más feliz de la semana.
  • Me pongo nervioso porque soy así.
  • Mi personalidad es alocada.
  • Soy una mala persona.
  • Mi familia no me deja avanzar.
  • Mi entorno no me permite salir adelante.
  • Mi pareja no me deja crecer.
  • Mis hijos me impiden lograr mis sueños.
  • No puedo hacer nada bien.

Estás son las creencias más comunes, lo importante es que identifiques esas creencias que te impiden hacer las cosas que tienes que hacer para lograr lo que quieres.

Eres Lo Que Piensas

Luego que sepas cuáles son las creencias que pueden estar limitando tu vida, continua con el tercer paso…

Paso #3: Cambia una por otra.

Este es el paso más sencillo, de lo que se trata es que luego que ya sepas cuáles son las creencias que te limitan, sustitúyela por la creencia contraria o por una creencia más general. Por ejemplo:

El dinero es malosustitúyela por: el dinero no es bueno ni malo, todo depende de la persona que lo tenga.

No puedo hacer nada bien… sustitúyela por: si me lo propongo y soy perseverante puedo lograr cualquier cosa en mi vida.

Todos los hombre son iguales… sustitúyela por: ningún hombre es igual a otro y está en mis manos buscar el hombre perfecto para mi.

RECOMENDACIÓN: Si por alguna razón no sabes sustituir una creencia negativa por una positiva, busca a una persona que ya haya conseguido lo que tu quieres y pregúntales que piensa sobre eso.

EJEMPLO PRÁCTICO: Tienes una amiga que se llama María y tiene 30 años de feliz matrimonio. Tu quieres tener una relación feliz y en armonía, entonces le preguntas: ¡María! ¿Qué piensas sobre el matrimonio? La respuesta será su creencia sobre una relación de pareja. Eso es lo que tienes que creer si deseas tener una relación equilibrada.

“Si crees que puedes o si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón”, Henry Ford.

Luego que ya hayas sustituido una creencia por otra, es el momento de escribir tu nueva creencia en un papel y repetirla todas las veces que puedas. De está manera educaras a tu mente con esa nueva creencia positiva.

Ya por último recuerda poner en práctica estos tres pasos cada vez que sientas que no avanzas en tu vida y así irás educando tu mente.

Si crees que está información es valiosa y ayuda compártela con tus amigos.

Todo lo mejor para ti
Diego Lossada

¿Te Ha Ayudado Este Artículo? Califica con 5 Estrellas :)
[ec_stars_rating]

[sc:adsense1]