Todos en algún momento de nuestras vidas enfrentamos situaciones que nos hacen sentir derrotados, golpeados o desanimados, son experiencias que a primer momentos nos superan.

La buena noticia es que si aprendemos a transformar esas derrotas en victorias el sentimiento será totalmente el apuesto y además nos enrumbaremos hacia el éxito. Por eso a lo largo de este artículo aprenderás cinco claves que te ayudarán a transformar tus derrotas en victorias, para que así avances en tu vida y triunfes en todo lo que te propongas.

La realidad es que hoy en día muy pocas personas están preparadas para enfrentar fracasos y derrotas, es por eso que cuanto un problema les golpea personalmente, su primer impulso es venirse abajo emocionalmente, y está es la razón por la cual se quedan estancadas y atadas a la mediocridad. Y ese es el fallo, que no aprenden la lección, sino se dejan abatir por la situación.

Después de todo, la única diferencia entre una persona mediocre y una persona triunfadora radica en su reacción ante las derrotas y el fracaso. La persona triunfadora salta por encima de ese fracaso, aprende una lección, olvida la derrota y progresa, al contrario de la persona mediocre que se deja abatir por la situación, y se rinde.

Saca Provecho De Cada Derrota Y Conquistarás El Éxito

Es así de simple, no se puede alcanzar el éxito sin encontrar oposiciones, dificultades y reveses. Pero se pueden utilizar esas dificultades para progresar y salir victoriosos, y eso es lo que hacen las personas de éxito.

Por lo tanto, si realmente quieres triunfar en la vida, tienes que afrontar fracasos y superar dificultades, y eso lo logras convirtiendo tus derrotas en victorias, y para ello es necesario que hagas lo siguiente:

Transforma Tus Derrotas En Victoria

1. Hazte un Auto-chequeo.

Aquí es necesario que estudies con detalle tus fallos para rectificarlos y avanzar. Recuerda siempre que el objetivo es hacerlo mejor para conseguir mejores resultados.

Así que la próxima vez que las cosas se tuerzan, cálmate y averigua que causo el problema. Además esta es la mejor forma de no cometer dos veces el mismo error. Recuerda cuando fracases, aprende, e intenta triunfar nuevamente.

2. Sé Constructivamente Auto-crítico.

Aquí se trata de que tengas el coraje para ser crítico contigo mismo, ya que esto te ayuda a construir tu fuerza personal y la eficacia necesaria para lograr el éxito.

Por eso no huyas de tus imperfecciones. Haz lo mismo que las personas “grandes”. Mírate desde la distancia con perspectiva, como lo haría otra persona. Busca tus defectos y tus debilidades, y corrígelas. Es lo que hacen las personas grandes y hacer esto te convertirá en un profesional.

3. Asume tu responsabilidad.

Es muy importante que dejes de culpar a otras personas, a las circunstancias y en especial a la mala suerte por tus derrotas, ya que esto sólo te roba la oportunidad de progresar.

No hay nada místico en el éxito. El éxito no esta basado en la suerte. La suerte es un trabajo bien planificado y pacientemente ejecutado.

Así que asume tu responsabilidad. Investiga cada fracaso. Averigua en que te equivocaste y corrígelo para avanzar. Recuerda si pierdes aprende, porque el resultado siempre es tu responsabilidad.

4. Sé constante y experimenta.

Aquí es vital que combines la constancia con la experimentación. Mantente firme en tus objetivos, pero no te golpees la cabeza contra la pared si no lo consigues, al contrario sigue siendo constante, pero también busca nuevos caminos para obtener los resultados que quieres.

Siempre recuerda que la constancia no garantiza el triunfo. Pero la persistencia mezclada con la experimentación realmente garantiza el éxito. Si no estás consiguiendo los resultados que deseas, si lo intentas una y otra vez y sigues fallando, es necesario que combines la constancia y experimentación, hasta lograr el triunfo.

5. Mira el lado positivo.

Recuerda que ves lo que quieres ver de cada situación. Por eso puedes elegir ver el lado bueno y positivo de la situación y así superar la derrota que estés enfrentando. Así que mira el lado bueno y deshazte del desaliento.

Finalmente te recuerdo que si tienes el coraje para afrontar tus derrotas, siempre las  podrás transformarlas en victorias. Aprendiendo la lección, aplicándola, y luego mirando atrás y sonriendo.

Y lo mejor de todo, es que nada, absolutamente nada en esta vida te dará más satisfacción que saber que estás en el camino hacia el éxito y el logro de tus objetivos. Y nada supone un mayor reto que dar lo mejor de ti mismo.

Por eso, recuérdate a ti mismo: es mejor gastarse que oxidarse. La vida es para disfrutarla, así que no la desperdicies.

*Yasnely Gómez

Valoración
[ec_stars_rating]