Es muy cierto los comentarios que se escuchan sobre lo se dice que todo en exceso es malo, hasta lo bueno en mucha cantidad se convierte en dañino, simplemente que hay cosas que hacen más daño que otras.

Por eso el día de hoy te voy a mostrar un artículo en el cual te explicaré un punto en el cual el cuerpo se molesta, reaccionando de una manera en que te dice que ya basta el estrés. Ahora mira hasta el final y presta mucha atención para que así conozcas las formas en que te avisa.

8 formas en que tu cuerpo te advierte que ya fue suficiente estrés.

Por si acaso aún no lo habías apreciado, el cuerpo es muy sabio. Guarda energía cuando sabe que no recibimos suficiente, se defiende (prácticamente siempre y en todo momento) cuando las bacterias lo invaden y asimismo nos advierte cuando estamos abusando de su buena predisposición.

De ahí que que cuando alcanzamos un nivel de agobio inadmisible y perjudicial para nuestra salud, tiene su forma de advertirnos.

Por ende, si percibes que experimentas alguno de estos síntomas de manera frecuente, quizá deberías agregar nuevas formas para liberarte de él…

Complejidad para despertarte

Si levantarte te cuesta el doble de lo frecuente, la contestación puede estar en la cantidad de agobio que sufres. Y es que, a consecuencia del agobio, las glándulas no segregan suficiente de la hormona que estimula los niveles de energía en la mañana.

Duermes mas prosigues fatigado

Pese a procurar cumplir religiosamente con las ocho horas recomendadas, a lo largo del día te fatigas demasiado y desearías poder dormir más.

Antojos salobres

El agobio crónico puede generar un desequilibrio de electrolitos, lo que genera una enorme necesidad de comer comestibles con sal.

Ya no puedes

Ya antes manejar las situaciones agobiantes era algo que hacías sin demasiados inconvenientes. Mas desde el instante en que el agobio ha ido en incremento, tu capacidad para supervisar y permitir esas situaciones ha disminuido poco a poco más.

Sin periodo

En el momento de generar hormonas, el cuerpo prioriza las hormonas del agobio sobre las hormonas sexuales. Por tanto, el agobio crónico conduce a un desequilibrio hormonal que puede resultar en un ciclo irregular e inclusive contribuir con la infertilidad.

Defensas enclenques

El cuerpo asimismo prioriza la producción de hormonas sobre las funciones inmunológicas y eso hace que tenga mayor complejidad para defenderse de gripes y otras enfermedades.

Nebulosas

El agobio excesivo puede dar una sensación de confusión, empeorar la calidad de la memoria y hacer que la psique se nuble por instantes.

Dependencia de cafeína y comestibles azucarados

El café y los productos con azúcar son los dos útiles cuando deseamos acrecentar nuestros niveles de energía. Si no puedes estar unas horas sin consumir café o bien azúcares por el hecho de que tu energía desciende, esta es una clara señal de que el agobio te está consumiendo.

Si notas alguna de estas señales en tu cuerpo es hora de que tomes conciencia y te hagas un instante para relajarte.

El agobio es un tema serio que no podemos ignorar ni debe afectarnos en exceso; no solo tiene consecuencias negativas para la psique, sino asimismo supone un riesgo para la salud física.  ¡Dile no al agobio!

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí

Vía: vix