Luego de que conozcas la historia de esta joven mujer te darás cuenta de que cuando se decide tomar una decisión con firmeza se debe mantener hasta el final para muchos es lo más adecuado. Esta historia está dando la vuelta en las redes sociales, porque nadie jamás se imaginaría algo así.

La historia de esta muchacha llamada Francy sin duda ha sorprendido a muchas personas porque el no querer tener niños en una mujer es una en un millón y ello lo mantiene hasta el sol de hoy. Mira por qué esta joven decidió no tener hijos.

Quedó embarazada y confiesa que “sin dudarlo ni un solo instante abortó”.

Lleva por nombre Francy Uribe, es colombiana y desde el momento en que tenía nueve años supo que no quería tener hijos.

Criada en una familia sexista, donde su madre jugaba el rol de sometida y su padre el del “hombre de la casa”, esta mujer aprendió desde temprana edad que si deseaba ser alguien en la vida debía combatir por esta razón.

A los dieciseis años se fue del pueblo que la vio nacer y empezó una historia de vida increíble.

El día que cambió todo fue cuando le afirmó a su padre “quiero ser cronista y no deseo tener hijos”.

Francy Uribe nació en una finca máquina de café, se crió en un hogar tradicional sudamericano.

Aprendió desde pequeñísima a cocinar, a hacer los menesteres de la casa y cooperar con los procesos de café.

A los dieciseis años decidió desamparar el sitio que la vio medrar y empezar de a pocos a vivir la vida que tanto había anhelado.

Sin la ayuda económica de su padre, empezó a fabricar aretes, collares, entre otras muchas cosas… con eso se pagaba los estudios de Comunicación.

Después, como era de aguardarse, llegó el primer deslumbre de amor a su vida. Quedó encinta y confiesa que “sin dudarlo ni un momento abortó”.

La vida prosiguió para Francy, quien tras concluir su carrera se fue a la capital (Bogotá). Acá, comenzó a trabajar en lo propio y tras tanto ahorrar, se cumplió su sueño de viajar por el planeta. “En un año llegué a salir 7 veces”, contó.

Estaba en mi salsa, era ese instante justo en el que la mente, los deseos y el destino se han alineado para materializar todo cuanto se sueña”.

Cuando llegó la temporada en la que muchas de sus amigas empezaron a casarse y tener hijos, siempre y en todo momento aclaraba que no estaba interesada, mas le afirmaban que “ya se le activaría el chip“.

Y un día… el amor volvió a asomarse en su vida.

La relación se volvió seria y decidieron irse a vivir a Chile, mas antes que eso sucediese, Francy le notificó sobre la resolución que tomaría:

“Bueno sabe que no deseo tener hijos, con que antes que nos vayamos, me marcho a operar para no tenerlos”.

Cuando llegó el día de su procedimiento, se encontró con la “historia” de nueve mujeres más que estaban en esa sala de operaciones tomando exactamente la misma resolución que Francy.

“Unas me felicitaron al paso que otras resaltaron mi fortaleza, mas ninguna me juzgó o bien sentenció el arrepentimiento”, aseveró.

Cinco días tras esterilizarse empacó sus maletas y se fue a vivir a Chile.

Por desgracia, de a pocos, su pareja empezó a “presionar” con la idea de apreciar tener un hijo, pese a haber admitido previamente y con bastante calma el hecho de que Francy estaba esterilizada.

Los meses prosiguieron, y su novio se fue un tiempo a Francia. Retornó peor que jamás y por desgracia debieron finalizar la relación.

El día de hoy, a seis meses de su rotura cariñosa, Francy confiesa lo feliz que se siente:

“Me miro al espejo y me siento bella, llena de energía, sexy, y sobre todo, feliz de saber que las mujeres tenemos múltiples formas de ser y estar en el mundo y que fui capaz de escoger y mantenerme en una de esas opciones.

Me encanta decir con toda la fuerza de mi corazón que no quiero hijos y que me operé para no tenerlos, eso frena la fastidiosa respuesta de “el chip se te va a despertar”.

Me encanta ser la tía loca que mis sobrinos llaman y escriben para conocer de sus aventuras.

Pero ojo, también me caen bien las mujeres que decidieron tener hijos, admiro su valentía y para ellas tengo mi admiración y respeto total porque también tomaron una opción de vida”.

Una historia de vida que hay que respetar… Mujeres, nosotras somos libres de hacer lo que más nos haga felices. Somos libres de elegir, recuérdenlo.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D