No cabe duda que el ser humano se caracteriza por siempre ir más allá, no le gusta quedar con duda y busca lo inexplicable. Un ejemplo es el de este niño que ha dejado locos a los científicos por la manera en que ha explicado la manera en que según vivió su vida pasada dejando a todos boca abierta.

A continuación te voy a mostrar la historia de un chico que dice haber vivido su vida pasada en marte y explicando cómo eran los seres que existían antes en la tierra, dando teorías como un astrofísico causando revuelo entre los científicos. Ahora mira hasta el final y no te quedes con la duda con el desenlace, es muy interesante.

Este niño recuerda su vida pasada en el planeta Marte y tiene a todos impactados con los detalles.

Boris Kipriyanovich, es un niño ruso que ha dejado sin habla a la comunidad científica y al mundo al afirmar que, en una vida pasada, fue un habitante del planeta Marte.

Sus explicaciones acerca de lo que supuestamente ocurrió allí son tan detalladas, que todos los especialistas se han quedado consternados.

Es tan minucioso y profundo el estudio de algunos expertos en el tema que se han atrevido a asegurar que seres extra planetarios han llegado hasta nuestro planeta pero las evidencias de estas visitas son propiedad estatal del gobierno de algunos países todo con el fin de preservar la armonía de la humanidad y no provocar un caos.

Boris Kipriyanovich o Boriska, es un niño Ruso que ha demostrado ser muy diferente a los demás niños desde que era muy pequeño, sus padres comentan que nunca ha sido “normal”.

Y es que cuando solamente tenía unos meses de nacido ya podía mencionar algunas frases completas, rara vez lloraba y cuando cumplió un año y medio aprendió a leer, cuando tenía tres años ya podía hablar correctamente y opinar sobre temas relacionados con el universo, algo que despertaba terror e intriga en sus padres.

La materia sobre el universo la maneja muy bien debido a que tiene mucho tiempo estudiando este tipo de temas pero aun así es extraño que este niño sepa demasiado sobre el universo, incluso cosas de las que sus padres jamás le han hablado, es como si hubiera sido testigo de eventos en el espacio exterior.

Para sus padres al principio fue algo maravilloso, pues pensaban que su hijo sería muy superior en inteligencia pero con el tiempo el sentimiento de orgullo desapareció y se llenaron de temor e intriga.

Porque Boris sabía demasiado del universo e incluso sabía demasiado de ellos, a veces Boris hablaba de eventos del pasado de sus padres que ellos nunca le habían platicado y eso para cualquier persona simplemente es terrorífico.

Borisk asegura que antes de llegar a la Tierra vivió en el planeta Marte. Con mucho detalle comenzó a describir su supuesta vida anterior.

Resalta que hubo un planeta llamado Proserpine, el cual fue destruido por un rayo solar hace miles de millones de años y esto obligó a sus habitantes a viajar a la quinta dimensión para protegerse de la extinción total. El pequeño Boriska comenta que él había sido testigo de todo eso porque había vivido en el planeta Marte.

Sobre su propio planeta, relató que existía una civilización de seres parecidos a los humanos, los cuales medían hasta siete metros de altura más y se habían aniquilado por medio de una guerra nuclear.

Algunos marcianos, sin embargo, lograron sobrevivir y según Boris, subsisten bajo tierra y se alimentan del dióxido de carbono. Jamás envejecen por la falta de oxígeno, quedándose estancados en la edad de 35 años.

El niño describe cada detalle de los hechos; comenta que cuando vivía en Marte visitó varias veces al planeta tierra en misiones científicas, además de que en el planeta sólo existía un continente llamado Lemuria y era habitado por gigantes de 9 metros de altura, pero debido a unos cambios físicos que ocurrieron en este como la separación del enorme continente, la civilización terminó desapareciendo,

Sin embargo, su planeta no corrió con mejor suerte ya que comenta que vivió una aniquilación masiva al perder la atmósfera, el agua y fue atacado por una batalla nuclear por lo que sus habitantes fueron condenados a desaparecer.

Lo más sorprendente de todo fue que explicó a detalle las naves que piloteaba, mismas que estaban hechas de distintos materiales que podían ayudar a viajar entre dimensiones a gran velocidad.

El pequeño Boriska explicó que los científicos se han equivocado al buscar los antiguos conocimientos egipcios en pirámides como la de Khufu, pues en realidad estos se encuentran bajo una pirámide que aún no ha sido descubierta, cuando estos al fin salgan a la luz podrán ser revelados todos los conocimientos que el ser humano a buscado por tanto tiempo.

De acuerdo con Boriska, los desastres naturales que ocurren en el planeta son provocados por nosotros mismos debido a que no evolucionamos en espiritualidad, cambiando el rumbo y destruyendo la integridad del planeta, tal como pasó en Lemuria.

Es importante amar a los demás, ser personas humildes y no tratar de cambiar lo que somos.

Este pequeño ha generado todo tipo de reacciones entre las personas que lo han escuchado, los científicos no ignoran del todo sus palabras puesto que tiene un nivel de conocimiento igual al de un astrofísico y podría estarnos diciendo verdades.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí