Desde que nacemos siempre estamos sintiendo, y esto se debe a que somos seres sensoriales; tenemos el sentido de la vista, del oído, del gusto, del olfato y del tacto. Todo nuestro cuerpo está recubierto por una fina capa de piel para que podamos sentirlo todo. ¡Y esto no es por casualidad! Los órganos de los “sentidos” se nos han entregado por una razón, y a lo largo de este artículo, descubrirás el porqué.

Todos los seres humanos estamos sujetos en todo momento a los sentimientos. Sentimos con lo que observamos, sentimos con lo que pensamos, sentimos con lo que hacemos, sentimos con lo que escuchamos, sentimos con lo que hablamos, sentimos con lo que tocamos y sentimos con lo que comemos. Todo lo que sentimos transmite una vibración al universo.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Ver El Video”.