Te has preguntado: ¿en qué te hubieras convertido, si hubieras sido simplemente tu mismo toda tu vida?
Si quieres lo reformulo: ¿qué serías hoy, si te hubieses animado a ser tu mismo?

Quizás suene extraño preguntar esto, pero creo que es más extraño aún, saber que si somos honestos, muchos de nosotros de hecho, podemos responder a la pregunta.

En mi caso, seguramente me hubiese convertido en algo relacionado a la música y al canto. Además, seguro hubiera empezado a ser redactora desde mucho antes, y ni hablar, de explorar el mundo del desarrollo personal y la felicidad a más temprana edad, pudiendo ayudar, motivar, e inspirar a mucha gente.

¿Y tu? ¿En qué te hubieras convertido, si te hubieras animado a ser tú mismo y vivir una vida más auténtica y alineada sólo contigo?

Si sientes que tú también puedes responder a esta pregunta, entonces por favor, acompáñame en este artículo, porque te contaré las claves para tener una vida en la que tú quieras estar, que tú te sientas feliz de protagonizar, y los beneficios de ser uno mismo, y actuar en consecuencia.