Hoy en día la educación de los niños ha cambiado mucho, de hecho los valores que se inculcan en la casa son muy distintos a los de antes, los padres con el estrés de hoy en día suelen descuidar mucho a los pequeños. Causando así unos niños con muchas frustraciones y con mal desarrollo.

Por eso hoy he decidido mostrarte un artículo relacionado a la educación oriental específicamente en Japón y revelarte los secretos de por qué los niños de allá obedecen y no hacen rabietas o espectáculos. Por eso mira hasta el final y prepara a tus hijos de la manera que tu creas más adecuada.

La educación en Japón, algo impresionante.

Los japoneses se caracterizan por ser muy pacíficos y saber enfrentar cualquier adversidad con calma y sabiduría. Su carácter es admirado por muchas personas pues no suelen perder el control aun cuando la situación es muy crítica.

Siempre tratan de ser objetivos y de lo malo, tratar de obtener algo bueno, el aprendizaje de esto por ejemplo.

También se destacan por su enorme respeto hacia los demás y su gran capacidad de trabajo.

Lo primero que llama la atención en el país del sol naciente es que las generaciones se entienden de forma extraordinaria. Parece que los hijos jamás tienen rabietas.

Una de las razones de tal armonía es una tradición del pasado que consiste en pasar tiempo de calidad con sus hijos.

No solo los adultos japoneses son así. También los niños son muy diferentes a los que acostumbramos a ver en Occidente.

Desde muy pequeños resultan notorios sus modales suaves y su afabilidad. Los niños japoneses no son de los que hacen rabietas y pierden el control por todo.

¿Cómo es posible que los japoneses logren tener tanto control y en ellos predominen con tanta fuerza los valores? ¿Crees que sea una sociedad muy severa como para haber conseguido tanta disciplina? O, ¿será que las maneras que tienen para criar involucran patrones eficaces?

Algo que hace muy especiales a los japoneses es la relación que hay entre las distintas generaciones.

Más que en otras partes del mundo, el vínculo entre los mayores y los más jóvenes es empático y afectuoso. Para ellos, un anciano es alguien lleno de sabiduría, que merece la mayor consideración.

La prioridad para los japoneses y a lo que le dan más valor, es nada más y menos que a la familia.

Desde muy pequeño, al niño se le enseña a prestar atención a los sentimientos, tanto los suyos, como de las demás personas e, incluso, a los objetos.

Si un bebé travieso rompe su juguete favorito, su mamá no tomará ninguna medida drástica, solamente le dirá: «Lo lastimaste».

No solo las mujeres se ocupan de los niños. También los hombres los cuidan con gusto. A los niños literalmente no les falta ni la atención ni los abrazos de sus padres. No se acostumbra levantar la voz, dar sermones ni mucho menos castigar físicamente.

Los hijos, a su vez, por lo general sienten culpa y remordimiento si les causan a sus padres algunos inconvenientes.

Suelen valorar mucho a la familia pero no permiten injusticias, por ejemplo: no está permitido que el niño teniendo a papá y mamá, sea criado por el abuelo, simple y sencillamente porque los progenitores no tienen tiempo para él.

No se trata de intercambias favores sino de que cada uno tenga los pies bien plantados en el lugar que le corresponde.

Lo primordial en una familia, es demostrar el afecto que sienten los unos por los otros. Los gritos, las recriminaciones e incluso los golpes, están prohibidos. La intención de los padres es enseñar a sus hijos a relacionarse con los demás con respeto y amabilidad.

El gran secreto: tiempo de calidad

No conciben la crianza como algo distante, sino todo lo contrario. Generar vínculos estrechos y de calidad con sus hijos es muy importante para ellos .

Para resumir, podemos decir que en Japón los niños reciben una gran cantidad de amor y cariño de sus padres, y también desde pequeños asimilan los principios de la sociedad.

Por supuesto, este sistema de educación es distinto al de algunas familias de occidente, y a algunos incluso les puede parecer paradójico. Sin embargo, ha estado comprobado durante siglos y ayuda a educar ciudadanos disciplinados y respetuosos.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí