El día de hoy quiero hablarte de un tema realmente transformador: el perdón. Todos tenemos cosas que al recordar causan molestias o incluso dolor. Son como lastres que perturban nuestra vida y nos impiden avanzar. Son frenos psicológicos, obstáculos que dinamitan la fe en uno mismo. Por eso, es muy importante el perdón. La buena noticia es que con este artículo te enseñaré cómo puedes hacerlo.

Es importante que te perdones por los errores que has cometido en el pasado. Basta ya de sentirte culpable. Libérate de esas cadenas que te imposibilitan crecer y te alejan de la felicidad. La culpa que acarreas es pesada y te impide el crecimiento personal. Son fantasmas que van entorpeciéndole el camino.

Para liberarte, primero debes perdonarte a ti mismo/a. Luego que lo hagas, te será mucho más fácil pedir perdón y absolver a los demás. En la vida, todos nos equivocamos. Si estás vivo, necesitas aire para respirar. Si estás vivo, necesitas de los errores para aprender.

Perdón, Esta Simple Palabra Te Liberará

Perdón. Cuando te lo dices a ti mismo/a, entiendes que eres un ser humano, y de igual manera, podrás perdonar a las personas tóxicas, porque entiendes que son seres humanos y que cometen errores. Del mismo modo que te ocurrió a ti, comprenderás que las personas tienen razones para equivocarse.

Cuando te perdonas sin condiciones, desde ese momento, no tienes ningún sentimiento de enfado, disgusto, venganza o rencor, ni ninguna otra emoción que te dañe o te nuble el momento presente de pensamientos que no te benefician.

¡Basta ya! Ponle fin a lo que consume tu energía vital, porque tú vales más que eso, y además, te conviene invertir tu tiempo en cosas más agradables y fructíferas que te ayuden a subir la autoestima, en vez de malgastarlo en esa molesta emoción una y otra vez.

¿Estás dispuesto/a a pedirte perdón y a perdonar?

Sí… Muy bien, ¡felicidades! Ahora, a continuación, voy a compartir contigo unos ejercicios que te ayudarán a empezar a pedir perdón y a exculparte.

Todavía recuerdo cuando lo hice por primera vez… Fue liberador, una sensación redentora, una carga extirpada de raíz. Solo te invito a que te tomes el tiempo necesario, y liberes desde el fondo esa emoción. Si quieres llorar, hazlo. Siéntate en un lugar a solas y realiza estos ejercicios.

Como Superar El Pasado

Tres Pasos Para El Perdón

Paso 1: Toma papel y lápiz y escribe una carta de perdón hacia ti mismo. Comienza con la frase: “me perdono por” y seguido, escribe el motivo. Después, empieza otra vez con la frase “me perdono por” y la razón. Repite la instrucción hasta que te sientas liberado de esos sentimientos negativos. Recuerda: si quieres llorar, hazlo con total libertad. Reconoce absolutamente todos los motivos por los cuales te pides perdón, y discúlpate sin condiciones.

Paso 2: Seguidamente, vas a elaborar dos cartas: una dirigida a tu madre y otra a tu padre. En ambas, al igual que en el primer paso, escribirás las causas por las cuales les perdonas. Escribe lo que en algún momento te irritó, molestó, desagradó o algo que no hicieron cuando así lo esperabas. Inicia la carta así: “Nombre…, te perdono por… motivo”. Reconoce absolutamente todas las razones por las cuales crees que debes perdonar a tu madre y a tu padre, o a alguna otra persona. Hazlo y perdónalos.

Paso 3: Y tras escribir las cartas, con mucho cuidado y precaución, busca un lugar seguro y quémalas repitiendo lo siguiente: “¡Fuego, te entrego mi dolor!”. Reprodúcelo desde tu corazón, sintiendo la liberación del sufrimiento. Repítelo constantemente a medida que se va quemando la hoja. Recuerda, busca un lugar seguro y hazlo con cuidado.

“Cuando te pides perdón y aprendes a pedir perdón, atraviesas la barrera del orgullo, una de las basuras mentales que parecen más fuertes, pero que en la realidad y en la práctica son débiles”. Fernando Noailles Olivé.

A partir de ahora, puedes construir una mejor vida para ti y para los tuyos si lo decides valientemente. Sana las heridas de tu corazón y de tu alma, practicando el perdón y la comprensión.

No permitas que el recuerdo difícil y doloroso de algo vivido en el pasado se convierta en resentimiento o en estímulo para tus más bajos sentimientos.

Ábrete al amor y a los pensamientos positivos para que fluya siempre lo mejor de ti a través de todos tus actos.

¡Puedes hacerlo!

¡Amor y Bendiciones para ti!
Yasnely ♥ Gómez

¿Te Ha Ayudado Este Artículo? Califica con 5 Estrellas :)
[ec_stars_rating]

 
[sc:adsense1]

Dinos Qué Piensas...

Soy una Apasionada del Desarrollo Personal Amo Aprender, Compartir Con Mi Familia, Amigos Y Disfrutar Del Amanecer.