Este tipo de historias me devuelven la esperanza y me hace ver que hay personas que de forma sincera buscan ayudar a los demás. Una vez una maestra me dijo que para ayudar solo hace falta la intención y un gesto amable. Aveces creemos que para ayudar tenemos que dar dinero pero la verdad es que con tan solo un acto de amabilidad hacemos mucho.

Mira el video y déjate contagiar por la generosidad de este joven, acuérdate de compartir este video con tus amigos, gracias.