¿Te gustaría conocer una manera muy sencilla de preparar el té de jengibre que te ayudará a bajar de peso de una manera fácil y rápida, sin necesidad de tener que pasar hambre o hacer horas de ejercicio en un gimnasio?. Si tu deseo siempre ha sido bajar de peso entonces debes dedicar unos minutos a ver esto.

El artículo que te voy a mostrar en un momento trata sobre explicarte bien, con la verdad de cómo debes preparar el té de jengibre y cómo consumirlo para que sea efectivo a la hora de bajar de peso. Mira hasta el final y presta mucha atención.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Viendo”.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Viendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

El jengibre es un comestible termogénico, que ayuda a abrasar grasa amontonada en el cuerpo y, por tanto, a perder peso de forma rápida. Además de esto, asimismo da sensación de saciedad.

Si jamás has tomado té de jengibre, deberías saber que esta planta cuenta con una serie de propiedades medicinales muy ventajosas para la salud.

De esta infusión resalta, eminentemente, que es una aceleradora del metabolismo y sirve para bajar de peso más de forma rápida siempre que la consumas al lado de una nutrición equilibrada y hábitos saludables.

Y no solamente eso, sino es un genial antídoto para mitigar ciertos género de dolores y calmar los síntomas de la osteoartritis, hinchazones y también inflamaciones.

¿Por qué razón el té de jengibre es efectivo para bajar de peso?

Seguramente en las últimas semanas hayas ganado peso y sientes que tu barriga ha aumentado, las caderas se han ensanchado, y ya no puedes lucir el abdomen como anteriormente,

Además de esto que muchas de tus prendas ya no te entran o bien entallan como antes; ha llegado el instante de buscar una solución y, desde el primer momento, te aseguramos que no será llenarse a infusiones de jengibre pues eso no sería sano.

Debes estimar el té de jengibre como un suplemento en tu dieta, no como una bebida prodigiosa.

A esto le debes sumar una modificación de tu nutrición, reducir la ingesta de grasas, comer más fruta verde y verdura cruda (o bien al vapor), y supervisar otros nutrientes como los minerales, la fibra, las vitaminas o bien las proteínas.

Combinando recetas saludables con un tanto de ejercicio día tras día y un vaso con agua de jengibre en ayunas o bien tras comer, vas a ver de qué forma adelgazas en solo un mes.

Evidentemente precisarás poner empeño y esmerarte al límite, mas los resultados se agradecen.

Fíjate ahora en ciertas propiedades del jengibre relacionadas con la pérdida de peso:

• Provoca sensación de saciedad: 

Algo que nos ocurre mucho cuando estamos mal habituados es que, solamente comer, tenemos de nuevo apetito y picamos tentempiés que no se caracterizan exactamente por ser sanos:

Bollería, papas, bebidas azucaradas, etcétera Precisamos llevar ese vacío estomacal que no nos va a dejar apacibles hasta la hora de comer; puesto que bien, tomando una taza de té de jengibre con limón, aumentamos la sensación de saciedad y reducimos el hambre.

Si te has alimentado bien, no vas a tener apetito hasta la próxima comida. Es un enorme antídoto natural para sentirse mejor con uno mismo, puesto que la ansiedad por comer agobia intensamente. ¡Haz la prueba y sorpréndete!

• La infusión de jengibre es digestiva: 

Otra propiedad del té de jengibre es que facilita el proceso digestible. ¿Por qué razón? Pues tiene beneficios que mejoran el trabajo del sistema gastrointestinal.

Además de esto, es rico en fibra, lo que le transforma en un luchador contra el estreñimiento y ayuda a que los nutrientes se absorban en el intestino, además de que las substancias tóxicas son procesadas y eliminadas del organismo, reduciendo las probabilidades de tener obesidad.

• Un té termogénico, acelerador del metabolismo: 

Del mismo modo que el té colorado, las infusiones con jengibre y canela son potentes termogénicos que combaten la grasa incrementando la tasa metabólica y la temperatura.

Esto sirve para abrasar más grasa en un corto periodo de tiempo. Los mejores quema grasas acostumbran a tener propiedades termogénicas, puesto que es un factor clave para adelgazar sin recurrir a intervenciones quirúrgicas.

Las raíces de jengibre se hallan en este conjunto de super alimentos.

• Es un potente antioxidante: 

El jengibre, cuyo nombre científico es Zingiber officinale, es una planta que se identifica por la presencia de vitamina C, con beneficios antioxidantes.

Esto deja deshacerse de los radicales, libres, si tienes una falta vitamínica, como de ciertas toxinas que provocan agobio y oxidación celular, afectando de forma negativa a la salud.

De este modo, la función quemagrasa va a ser considerablemente más eficaz, debido a la depuración de los órganos esenciales.

• Para la tos: 

Por último, tomar una taza caliente de esta bebida es de los mejores antídotos para la tos que existen, en tanto que tiene efectos calmantes y reduce drásticamente las ganas de toser.

Además de esto, es antinflamatorio y calma el dolor de garganta causado por la acción de la tos.

En el presente artículo vas a conocer de qué forma preparar el té de jengibre con limón y canela, y de qué manera tomarlo para perder peso de una manera eficaz,

Aparte de ciertos trucos sobre la receta a fin de que la infusión con esta raíz tenuemente picante esté exquisita.

Por último, te vamos a dar ciertos consejos sobre la contraindicaciones de su consumo.

Receta para hacer té de jengibre paso a paso

Primero, reúne los ingredientes que necesitarás para preparar la infusión:

• Agua de mineralización débil (mejor que la del grifo).
• Rodajas de raíz de jengibre fresco.
• Para edulcorar, puedes agregar canela, limón, miel o cúrcuma al gusto.

El modo de preparación es el siguiente:

1. Añade el agua a una cacerola o una tetera.
2. Calienta a fuego fuerte hasta que empiece a hervir.
3. Agrega el jengibre y espera entre 13-17 minutos a que se cuezo a fuego suave.
4. Cuando haya transcurrido el tiempo, deja que la mezcla infusione 10-15 minutos.
5. Cuela la infusión con un colador y vértela sobre una taza.
6. Deposita unas cucharadas de zumo de limón y miel o una pizca de canela en rama a tu gusto.
7. El té se puede servir caliente ó frío. Para servir frío y que mantenga sus propiedades, enfríalo muy rápido con hielo.

Si leíste el artículo hasta aquí escribe en facebook “Si lo vi” para demostrar que eres de las personas que sí lee… Sabrás quienes lo hacen y quiénes no.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

[/showhide]