Se ha notado mucho en la sociedad que luego de tener un tiempo en la relación la pareja tiende a engordar, no es nada nuevo para nadie; pero por qué será?. Si deseas conocer la respuesta entonces debes dedicar unos minutos de tu tiempo a este artículo porque te podría ayudar a entender porque sucede esto en las parejas estables.

Lo mejor de todo es que no va a ser simples suposiciones sino que está demostrado científicamente y a continuación te voy a mostrar todo lo referente a ese estudio. Así que te invito que te quedes hasta el final y descubras por ti mismo si es realmente cierto y si a ti te ha pasado.

Según la ciencia, Las parejas estables tienden a engordar.

Un estudio de la Universidad de Queensland, en Australia, concluyó que las personas que están en relaciones estables y felices corren mayor riesgo de aumentar de peso.

Sin embargo, la ciencia no había arrojado indicadores empíricos que confirmaran ese mito, hasta ahora.

Andrea Meltzer, psicóloga jefa que condujo el estudio, advierte que si este sobrepeso es importante aumenta el riesgo de que hombre y mujer sufran diversos problemas de salud.

La investigación comprobó que algunas personas ganaron hasta 10 kilos después de haber asumido una relación estable. Según los científicos, el problema parece ser que cuando somos felices en una relación, nuestro apetito aumenta.

Es común que al entrar en una relación estable las personas dejen de esforzarse tanto por su figura como lo hacían cuando eran solteros, debido a que saben que sus parejas las quieren más allá de su apariencia, sin embargo, la verdadera causa detrás del aumento de peso en las parejas son los hábitos. Los malos, por supuesto”, agrega Meltzer.

Según el estudio hay tres etapas en que las parejas comienzan a aumentar de peso: El período de relax que sigue a la sensación de enamoramiento intenso, tras las discusiones y peleas y luego de un embarazo.

Las parejas enamoradas tienden a comer más de la cuenta. El estudio demostró que cuando se come acompañado, se ingieren en promedio, 35% más de alimentos de lo normal. Además, la alimentación está ligada a los sentidos y a los vínculos, que son dos aspectos que se estimulan cuando se está en pareja.

Meltzer considera que es importante informar a las parejas jóvenes que el peso es una cuestión de salud.

La especialista advierte que el aumento de peso se asocia con una gran cantidad de consecuencias negativas para la salud, como diabetes y enfermedades cardiovasculares.

“Al enfocarse en la salud más que en la apariencia, las parejas jóvenes podrían evitar aumentar de peso”, añadió Meltzer.

Las mujeres que conviven con sus parejas también desarrollan una distorsión del tamaño de las porciones que ingieren, y muchas de ellas admitieron comer la misma cantidad que su pareja, o incluso porciones más grandes.

Otro estudio similar del Centro Nacional para la Información Biotecnológica de EE.UU. (NCBI) examinó el comportamiento de 169 parejas en sus matrimonios tras cuatro años. Midieron sus peso, altura, satisfacción marital, estrés, entre otras variables y llegaron a similares conclusiones.

Según Meltzer, la clave para evitar engordar cuando se está en la pareja es modificar los malos hábitos, que los dos aportan inconcientenmente a la relación, y “que se acentúan cuando se está en pareja”.

Estos hábitos, explica, son individuales, y son los mismos que “se deben realizar cuando también se es soltero”, cerró Meltzer.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí