Sin duda existen muchas historias como la de éste niño en las que se convierten en ejemplos del dicho muy famoso que dice que la vida da muchas vueltas, que hoy las personas pueden estar arriba pero mañana estar abajo. Éste niño es el protagonista de éste artículo porque a pesar de que su comienzo de vida no fue fácil salió adelante.

Por eso hoy he querido compartir contigo esta historia que tiene una bonita reflexión en el que trata de que no importa lo mal que estemos siempre podemos levantarnos y salir adelante. Así que no esperes más, quédate hasta el final y descubre qué sucedió con este muchacho.

Quedó huérfano y nadie quiso adoptarlo. Pero a los 18 se dio cuenta de que era millonario.

Aunque las lágrimas nos ensucian el rostro, terminan limpiándonos el “corazón¨ la vida puede ser muy dura, nadie elige cual será nuestro destino al ser pequeños, así que no nos queda de otra que ser fuertes y enfrentar con la misma fuerza tristezas y alegrías, esto fue lo que hizo Seth Miller cuando su madre lo abandonó…

Seth vivía con su mamá soltera, una mujer agresiva y alcohólica quien realmente no quería a los dos hermanos en su vida.

Un día, simplemente los dejó a la puerta del orfanato. Ambos crecieron y aunque su hermana sí encontró un nuevo hogar, Seth se quedó y creció ahí hasta que cumplió los 18 años.

Para su hermana no fue tan complicado en un par de semanas se adaptó a su nueva familia, sus padres ya tenían dos hijos adoptivos y eso ayudó en el proceso.

Aunque era un joven muy bueno ya no podía estar más en el orfanato, con 18 años le pidieron que se fuera.

¨Recuerdo aquel día como si hubiera sido ayer, sentía un dolor fuerte en el pecho, sólo me lleve dos pantalones y una camisa, no tenía nada más¨ explicó Seth.

Terminó en un un parque, en aquella banca se acurrucó y lloró durante horas hasta quedarse profundamente dormido, estaba tan triste que ni siquiera sintió el frío.

Cuando abrió los ojos, sabía que tenía que hacerlo, que estaba solo y era momento de ser un adulto, con sólo 20 dólares en el bolsillo compró un trapo y limpiador para trabajar en los semáforos limpiando vidrios.

Una de las trabajadoras en el orfanato vio a Seth y sabía que tenía que hacer algo para ayudarlo, así que le ofreció su casa, sin imaginarse lo que pasaría unos días después. El padre de Seth y quien los había buscado por años finalmente los encontró.

Dos semanas después el padre de Seth falleció de cáncer, sin embargo tenía una sorpresa para sus hijos, una cuantiosa fortuna.

Con tan solo 18 años el chico era millonario, así que sin pensarlo buscó a su hermana y regreso a vivir al orfanato, a donde invirtió gran parte de su fortuna.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí