Luego de que veas lo que dice ésta carta vas a tener un nudo en la garganta y estoy seguro que verás a estos fieles amigos de cuatro patas de otra manera. Si eres amante de los animales y te gustan los perros entonces éste artículo te va a encantar.

A continuación te voy a mostrar una realidad que todas las personas que tengan perritos van a pasar porque así es el ciclo de la vida, una carta que demuestra el amor que se puede llegar a tener a estos compañeros de vida. Por eso mira hasta el final y descubre por ti mismo lo que dice.

“El día en que ya no estés conmigo”, carta para mi hijo de cuatro patas.

No hay día en que cuando no estás conmigo, en el trabajo o bien donde sea que esté, no piense en ti, si bien sea unos segundos. Para muchos puedes ser solo una mascota, solo un cánido, como otros muchos.

Mas para mí, eres una parte de mi todo, mi vida sin ti no estaría completa y viniste a mudar tantas cosas, a darme tantas alegrías y buenos instantes y a enseñarme lo que los humanos en muchas ocasiones somos inútiles de ver, que para mí, eres mucho más que “solo un perro”.

En uno de esos instantes en que recuerdo de ti y pienso qué vas a estar haciendo (o bien que vas a estar rompiendo), me imaginé qué pasará el día en que tu ya no estés conmigo. Mis ojos se humectaron y me invadió una sensación de tristeza, mas por sobre todo de mucha sofocación.

¿De qué forma haré para vivir sin ti? te prometo que el día de hoy semeja una misión imposible. Soy feliz en el momento en que te veo desplazar la cola, cuando corres, juegas, hasta cuando gruñes soy feliz.

Siempre y en todo momento consigues sacarme una sonrisa, aun en los instantes más complejos, te pones junto a mí tal y como si me quisieses decir que no importa qué haya pasado ni a cuantas personas pude haber defraudado, vas a estar ahí siempre….SIEMPRE.

Esperemos los humanos fuésemos un tanto más perros. Admiro tanto tu capacidad de entrega, tu amor infinito, tu alegría con tan solo verme. Tu forma de ir a saludarme todas y cada una de las mañanas.

Tu siempre y en todo momento eres feliz, no importa lo que haya pasado, olvidas veloz y eres feliz. Tú eres feliz con tan poco, mas con eso que a nosotros nos cuesta tanto ver, lo único que precisas es cariño (y mucha comida), precisas lo más básico para una vida feliz, el motor que lo mueve todo: AMOR.

En muchas ocasiones me he preguntado que hubiera sido de ti si justo esa persona que te salvó y se cruzó en tu camino, realmente no lo hubiese hecho. ¿Dónde vivirías? ¿Estarías vivo? ¿Pasarías apetito, frío y maltrato en la calle?.

Mas la verdad es que el interrogante más vale elaborarla del revés ¿Qué habría sido de mí si tu no hubieses llegado a mi vida? Probablemente estaría en exactamente el mismo sitio donde estoy el día de hoy, mas indudablemente no sería exactamente la misma y parte de mi corazón proseguiría dormida,

Por el hecho de que esa parte, no despertó hasta el momento en que llegaste, hasta ese día en que sin saberlo, me mostraste parte de mi, que ni misma conocía.

El día de hoy apenas tienes dos años, afirman que una vida por delante, mas la verdad es que el tiempo pasa tan veloz, y en ocasiones las circunstancias no son las que teníamos planeadas.

No tengo idea que será de mi ni de ti en el futuro, mas lo que si tengo clarísimo, es que mientras que te tenga conmigo, te voy a gozar tal como lo he hecho hasta el momento.

Jamás nunca te voy desamparar, te cuidaré siempre y en toda circunstancia, te voy a querer y te daré la mejor vida que pueda. Tú, tu no debes hacer nada, solo continuar estando, con eso es más que suficiente.

El día en que esos ojos ya no estén para mirarme, que el basurero ya no esté revuelto en el piso y que toda (sí, toda) mi ropa no esté llena de pelos, sé que donde estés me estarás cuidando y aguardando.

El día en que ya no estés conmigo sentiré un vacío tan grande que tal vez solo pueda completar recordando los fantásticos años que pasamos juntos. Las idas al parque, a pasear, las siestas, los ladridos al vecino, las vacaciones en la playa y considerablemente más.

El día que ya no estés conmigo, no te va a sustituir absolutamente nadie, por el hecho de que tu eres irremplazable, mas te prometo que otro perro descuidado va a ocupar ese sitio a fin de que no deba vivir un segundo más de riesgo, indiferencia y temor en la calle, pues esa fue una de las miles y miles de cosas que me hiciste ver.

Sé que el día en que ya no estés conmigo inevitablemente llegará. El día en que ya no estés conmigo parte de mi se irá contigo.

Estaré siempre y en todo momento agradecida de haberte tenido, mas lo único que te solicito es que seas paciente, donde desee que vayas a estar, por el hecho de que cualquier día vamos a reencontrarnos, y lo único que querré es abrazarte más fuerte que jamás.

Te amo Gary.

Por: Fernanda Urzúa M.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí

Vía: mujerypunto.