Si la actitud es lo más importante que llevamos puesto, entonces cuida bien de que nadie desnude tus propósitos y que nadie desgaste de “imposibles” tus puntos fuertes y tus ribetes de esperanzas. No permitas que desabrochen tus anhelos al hacerte creer que “tú no vales, tú no puedes o tú no mereces”.

Nuestra actitud representa un porcentaje muy importante de la capacidad de influencia que tenemos sobre lo que nos sucede, así que no lo hagas, no permitas que te roben tu mejor vestido.Algo que llama sin duda la atención de muchos de los libros de autoayuda, es que intentan orientarnos hacia el éxito, hacia ese triunfo exterior donde seamos reconocidos por los demás por nuestra valía, por nuestras aptitudes y capacidades. ¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Viendo”.