La amistad verdadera, saludable y positiva, nos hace muy afortunados, porque es ilimitado e incalculable todo lo maravilloso que nos aporta. Sin embargo, en algunos casos, la amistad se deteriora porque se pierde el contacto y el cariño; cuando lo cierto es que la amistad, al igual que un jardín, necesita tiempo y cuidado. Por ello, en este artículo hablaremos de cómo recuperar la amistad verdadera en tu vida.

Lo cierto es que los amigos son una gran fuente de bienestar, puesto que siempre hacen sentir su compañía aunque no se encuentren cerca, porque sabemos que siempre están ahí. Los podemos llamar en cualquier momento, en cualquier situación y siempre responderán a nuestra llamada… Sigue Leyendo:

Haz Clic Aquí Para Seguir Leyendo

Quiero aclararte que cuando hablo de la amistad, hablo de la amistad sincera y verdadera. De la amistad que te orienta, con mano firme pero con confianza cuando te desvías del camino. De la amistad que cuando pregunta “¿cómo estás? “, realmente espera una respuesta para escucharte. De la amistad con la que se puede compartir momentos de silencio y de felicidad que resultan agradables.

De la amistad con la que se comparten risas y carcajadas. De la amistad que no te juzga cuando cometes un error, aunque sí te da su opinión. De la amistad que recibe tus opiniones sin pensar que son ofensas. De la amistad que te alegra el corazón y el alma solo con oír su voz. De la amistad que engrandece cualquier acción por el mero hecho de compartirla.

La Amistad Se Cultiva Y Se Conserva A Través Del Cariño, Los Detalles Y El Contacto Frecuente

Esta es la amistad que te invito a valorar, conservar y cuidar. Se trata de la amistad que establece un intercambio de afectos y experiencias que enriquecen a ambas partes por igual, logrando como resultado crear relaciones de verdaderos amigos. Todos deberíamos tener al menos uno en nuestra vida, y si lo tenemos, debemos cuidarlo.

Es por esto que si has perdido el contacto con tus verdaderos amigos, es necesario que tomes la iniciativa para recuperar la comunicación y la amistad, porque muchas veces, sucede que se acostumbran a tu ausencia en fiestas o reuniones o cualquier otra cosa, y al menos que les hagas saber que las cosas han cambiado, seguirán pensando lo mismo.

Y si por el contrario, todavía no has encontrado la amistad verdadera, debes empezar a relacionarte con gente en tu vida. Tienes que empezar por salir y mostrar la cara, ya que si te apartas del mundo y te encierras en tu casa, será imposible que estés disponible para la conversación y la amistad.

Descubre Como Ser Un Buen Amigo

 

No te preocupes si eres de las personas a las que les resulta difícil crear nuevas amistades, ya sea por timidez o porque no tienes la oportunidad de conocer gente, puesto que en este caso, puedes optar por llamar a tus antiguos amigos, o a los vecinos que te sean simpáticos o a los familiares que más aprecies, para invitarlos a tu casa. Además, reanudar viejas amistades aporta invariablemente nuevos conocimientos, algunos de los cuales se convertirán tal vez en verdaderos amigos.

Francamente, todos necesitamos a un buen amigo para compartir nuestros secretos, deseos o para escuchar y dejarse escuchar. Por ello, es muy importante emplear tiempo para buscar la amistad verdadera, o si ya se ha encontrado, para cuidarla. Además, lo bonito de la amistad verdadera es que nos acompaña a lo largo de toda la vida.

Así que desde hoy, cuida la amistad verdadera y atrévete a hacer nuevos amigos. Para ello, compartiré contigo estás tres recomendaciones, que te ayudarán a hacerlo:

1. Reúnete Personalmente Con Un Amigo Al Que Llevas Tiempo Sin Ver.

No vale eso de que no nos vemos mucho, pero hablamos por internet. Eso no vale, porque jamás sustituirá a compartir un gran abrazo, un beso o una sonrisa. Así que anímate y toma la iniciativa para recuperar la amistad con esa persona que aprecias y te gustaría que fuera parte de tu vida.

2. Toma La Iniciativa De Hacer Una Llamada Por Teléfono.

De vez en cuando a algún amigo con el que hayas perdido el contacto, bien sea por estar lejos, por el trabajo o por cualquier otro motivo. No pasa nada si tú das el paso, siempre vale la pena.

3. Haz Nuevos Amigos.

Preséntate a la gente en cada oportunidad que tengas: en fiestas, reuniones, en los aviones, en el trabajo y en todas partes. Di con una sonrisa, “Hola, soy Yasnely, ¿y tú?”. Solo asegúrate de escuchar bien la respuesta de la persona, para que puedas llamarla por su nombre. Asegúrate también de intercambiar mutuamente vuestros contactos, ya que de esta forma, podrás iniciar una relación, que se podría convertir en la amistad verdadera.

Finalmente, ten presente que la ley para que la amistad verdadera sea duradera, es mantener siempre un buen equilibrio, entre hablar y el escuchar, entre dar y recibir, y entre confiar e inspirar confianza.

Si te gustó, compártelo con tus amigos, colegas y familiares. Estoy segura de que te lo agradecerán.

¡Amor y Bendiciones para ti!
Yasnely ♥ Gómez