Luego de que veas esta manera efectiva que puedes usar para enseñarle a tus hijos a multiplicar vas a estar muy contenta porque ya no tendrán problemas en aprenderla. La manera de estudiar cada vez avanza más y esta es una prueba de ello.

Por eso he decidido mostrarte el día de hoy una manera muy efectiva y práctica para enseñarle a tus hijos a multiplicar, gracias a la tabla de pitágoras. Por eso mira detenidamente e impleméntala los resultados te encantarán.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Viendo”.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Viendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Cuando los pequeños ya saben sumar y quitar acostumbran a sentirse singularmente motivados por aprender a multiplicar.

En general, esta acostumbra a ser una de las primeras habilidades matemáticas que los peques aprenden en el instituto puesto que les sirve para hacer grandes sumas de forma más veloz, mas asimismo es una de las que más trabajo les cuesta aprender.

No obstante, para aprender a multiplicar no es preciso recurrir solamente a la memoria en tanto que, al fin y al cabo, se trata de una habilidad que requiere cierta dosis de argumento.

Además de esto, existen muchas estrategias más fáciles para aprender a multiplicar que reiterar de memoria las tablas de multiplicación, como por poner un ejemplo, la tabla de Pitágoras.

¿Qué es la tabla de Pitágoras?

La tabla de Pitágoras o bien tabla pitagórica es una forma opción alternativa y más compacta de representar las diez tablas de multiplicación.

Fue desarrollada por el renombrado matemático Pitágoras hace siglos mas todavía el día de hoy prosigue siendo realmente útil a fin de que los pequeños aprendan a multiplicar.

La clave de su eficiencia se encuentra en que ayuda a visualizar de forma muy simple las multiplicaciones, al unísono que refleja de forma más clara ciertas propiedades matemáticas como la conmutativa, la propiedad de intercambiar el orden de los factores sin que se altere el producto, lo que le ayuda a los pequeños a apropiarse con más sencillez de este contenido.

Esencialmente, la tabla está compuesta por una serie de columnas y filas, por un lado se sitúan los multiplicando, los números que serán multiplicados, y por otra, los multiplicadores, los números por los que se van a multiplicar.

En la parte interna de la tabla, se hallan las celdas que intersecan la fila superior y la columna situada más a la izquierda, estas celdas poseen el producto de cada multiplicación.

Por poner un ejemplo, para multiplicar 2×3 el paso inicial consiste en situar el dos en la columna ubicada más a la izquierda y localizar el tres en la fila superior, entonces se busca la celda que interseca dicha columna y fila y hallarás el resultado de la multiplicación.

Una de sus grandes ventajas es que se puede multiplicar en los dos sentidos, esto es, situando el multiplicando y el multiplicador lo mismo en la columna ubicada más a la izquierda o bien en la fila superior.

Además de esto, el hecho de que se trate de un solo elemento para manejar, en vez de diez tablas diferentes, facilita el trabajo con la tabla de Pitágoras y ayuda a los pequeños a localizar patrones y simetrías visualmente, lo que estimula su pensamiento lógico.

tres claves para presentarle al pequeño la tabla de Pitágoras

1. Espera el instante conveniente. 

Uno de los fallos más usuales que cometen los progenitores al educar a multiplicar a sus hijos consiste en presentarles las tablas sin que estén dispuestos para ello.

Si los pequeños no han aprendido a sumar y quitar bien y no tienen la madurez suficiente para adquirir nuevos contenidos, va a ser mejor aguardar a que estén preparados puesto que forzarlos ya antes de tiempo podría ser contraproducente.

2. Explícale exactamente en qué consiste la multiplicación. 

A los pequeños les agrada comprender el motivo de las cosas y entender para qué valen.

De esta manera consiguen automotivarse, algo que resulta realmente útil cuando deben aprender algo nuevo.

De ahí que, debes explicarle si les explicas para qué exactamente les sirve aprender a multiplicar, se van a sentir motivados a trabajar con la tabla de Pitágoras.

3. Muéstrale de qué manera hacer multiplicaciones básicas. 

Ya antes de enfrentarse a la tabla de Pitágoras, los pequeños deben conocer de qué forma marcha el proceso de multiplicación y deben comprender el argumento de base.

De ahí que, es esencial que comiences por las multiplicaciones básicas y más fáciles, como 2×2, 3×3 o bien 2×3.

Para trabajar este término debes hacerle entender que la multiplicación se fundamenta en la suma consecutiva del mismo número, de forma que 3×2 significa dos veces tres, esto es, 3+3.

Cuando el pequeño haya comprendido de qué manera marcha la multiplicación, puedes enseñarle la tabla de Pitágoras.

Si leíste el artículo hasta aquí escribe en facebook “Si lo vi” para demostrar que eres de las personas que sí lee… Sabrás quienes lo hacen y quiénes no.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

[/showhide]