Es increíble que tan pocas personas sean conscientes de la manera como sus pensamientos influyen sobre su cuerpo, y sobre todo la mayoría ni siquiera se imagina el desastre que los pensamientos negativos le puede ocasionar en su salud.

Sí eres una de esas personas, date por afortunado/a porque la información que revelo a lo largo de este artículo puede cambiar tu vida.

Para empezar tienes que saber que los pensamientos son más que simples nubecitas que flotan dentro de nuestra cabeza. Ellos son unidades mensurables de energía que influyen en nuestro cuerpo, generando cambios fisiológicos.

Por ejemplo los pensamientos enfermizos y negativos se expresan a través de un cuerpo enfermo, por otro lado los pensamientos energéticos y positivos producen en el cuerpo vigor y energía.

[quote_box_center]“La salud y la enfermedad, al igual que las circunstancias tienen su raíz en los pensamientos”. Camilo Cruz[/quote_box_center]

Esto también lo demuestran los diversos estudios y casos médicos que se han realizado, para revelar la relación existente entre nuestros pensamientos y nuestra salud física y mental.

 Los Pensamientos Negativos Y Destructivos Suelen Manifestarse En Males Y Afecciones Del Cuerpo

En los cuales en general se ha podido observar que los pensamientos negativos y destructivos suelen manifestarse en males y afecciones del cuerpo como úlceras, trastornos cardiacos, hipertensión, artritis, males de la piel, problemas digestivos, migrañas, cáncer y otras enfermedades conocidas como afecciones psicosomáticas.

De igual manera se ha logrado establecer que los pensamientos hostiles y de enojo aceleran los latidos del corazón y suben la presión arterial. Mientras que la ira, el resentimiento y la tristeza debilitan el sistema inmunológico del cuerpo, lo que hace nos hace propenso a más infecciones y enfermedades.

Y así lo señalo un estudio que se realizo en 1973 en la Universidad de Harvard con los estudiantes que se graduaron aquel año.

Los Pensamientos Negativos Enferman

La investigación consistió en que esos estudiantes periódicamente respondieran preguntas acerca de su estado físico y emocional. El estudio demostró que aquellas personas que a los 25 años de edad ya exhibían una actitud pesimista sufrieron en promedio un mayor número de enfermedades serias a una edad entre los 40 y los 50 años.

Y lo peor es que en otra investigación se expuso que un determinado pensamiento y actitud, en ocasiones puede ser la diferencia entra la vida y la muerte.

Este estudio fue llevado a cabo por un grupo de investigadores del hospital King`s College de Londres, con 57 pacientes que sufrían cáncer de seno y habían sido sometidas a una masectomía.

Ellos llegaron a la conclusión que siete de cada diez mujeres que poseían lo que los doctores llamaban un “espíritu de lucha” aún vivían vidas normales diez años más tarde, mientras que cuatro de cada cinco de las mujeres que, en opinión de los doctores, “habían perdido la esperanza y se habían resignado a lo peor” tras escuchar su diagnóstico habían muerto.

Es por esto que James Allen muy sabiamente afirma:

[quote_box_center]“Mientras continuemos albergando pensamientos nocivos en nuestra mente, nuestro cuerpo no estará totalmente sano. De un corazón limpio y sano emana una vida y un cuerpo igualmente limpios y sanos. De una mente contaminada proceden una vida y un cuerpo enfermizos y contaminados. El pensamiento es la fuente de la vida, de toda acción y manifestación; construye una fuente que sea limpia y pura y todo a tu alrededor será igual”.[/quote_box_center]

La buena noticia es que, como en cualquier otra área de tu vida, si deseas cambiar tu nivel de salud, lo puedes hacer modificando tu manera de pensar y actuar. Algo sobre lo cual tú tienes control absoluto.

Recuerda que es importante que si actualmente tienes problemas de salud, visites a tu médico y sigas los consejos y las indicaciones que el o ella te de, y por supuesto siempre con una actitud positiva.

Si te gusto compártelo con tus amigos, estoy segura que les ayudará.

*Yasnely Gómez

Valoración
[ec_stars_rating]