Luego de que veas lo que puedes hacer a tus hijos al momento en que eres infiel a tu pareja vas a quedar boca abierta y te aseguro que lo pensarás muchas veces antes de caer en la tentación. Si realmente te importan tus hijos entonces estoy seguro de que dedicarás unos segundos en ver esto.

En el contenido que te voy a mostrar te voy a explicar un poco las consecuencias que traería a tus hijos presenciar una infidelidad por parte de los padres. Por eso no esperes más y corre a leer hasta el final te va a interesar.¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “Quiero Seguir Viendo”.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Viendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Estas son las 7 heridas que no sanarán

1.- El daño no comienza el día que el niño se enteró de la traición de su progenitor y no termina con la separación de sus padres

“El daño hecho en los niños ocurre en el momento en que el padre o madre elige salirse de su matrimonio para involucrare física o emocionalmente con alguien mas.

Cuando la infidelidad ocurre, el infiel traiciona a su pareja y a su familia, y al amor y compromiso como pareja y padre o madre”, explica Azmaira Maker, terapista y psicóloga familiar. “No es sólo un comportamiento, es toda una dinámica en la relación”, agrega.

2.- Viven en carnes propias la decisión salomónica

Esto se da en todos los divorcios. Los niños sienten que deben elegir entre uno de los padres.

Lo que muchos padres no llegan a comprender en su plenitud, es que para sus hijos, ambos son sumamente importante y que sea lo que sea que haya pasado, a ellos les gustaría elegir a ambos.

3.- No creen en el amor

El 80 por ciento de estos niños al llegar a la madurez no creen en el amor, embarcándose en conductas destructivas a la hora de amar.

Les resulta sumamente difícil creer en que pueden tener una familia y que el amor será la base de esa unión.

Un gran porcentaje de ellos se involucran en relaciones cortas, casuales, le tienen pánico al compromiso y sabotean todas las relaciones que tienen, por miedo a enamorarse y sufrir.

4.- Aprenden a desconfiar (de todo y todos)

El 75 por ciento de los hijos de padres infieles desarrolla la desconfianza de una manera que no se considera normal, es decir, su desconfianza es tal, que se les hace casi imposible poder tener una relación de pareja saludable y duradera.

5.- Comienza a sentir pánico al abandono

¿Qué hizo su mamá o papá para merecer que tú la/o dejarás por otra persona que ahora amas más?

Exactamente, tu pareja no hizo nada para merecer una traición, simplemente, porque nadie se merece eso.

Los niños que son hijos de padres infieles crecen con un sentimiento de inseguridad y desarrollan pánico al abandono.

Esto impacta significativamente su futuro; cuando son adultos, les cuesta encontrar parejas porque tienden a sofocar a todo el que les muestra amor, por miedo a perderlos.

6.- Experimentan la peor clase de traición que un ser humano puede experimentar

Las traiciones que llegan a nuestras vidas a cargo de los amigos, pareja, o familiares más lejanos, no lastiman nada en comparación a la traición del ser que nos dio la vida.

Los niños aprenden a vivir la traición de una manera que no es natural, ya que no hemos sido creados con la habilidad de entender o digerir la traición de nuestros propios progenitores.

Para los niños, la traición de uno de sus padres hacia el otro es sentida y vivida como una traición a la familia completa, a sus sueños de crecer con ambos, y surge el miedo y la incertidumbre más grande que un ser humano pueda sentir.

Si traicionaste a tu pareja (la madre o padre de tus hijos), ¿qué te impediría fallarle a tus hijos otra vez?

7.- Creas un futuro infiel

Según Ana Nogales, psicóloga clínica, “el 55 por ciento de los hijos de familias en las que uno o ambos padres fueron infieles, también son infieles en su madurez”.

Tú eres su gran ejemplo, y lo que tú haces, en sus pequeñas mentes, está bien.

Enseñar a alguien que la infidelidad es una conducta aceptable y una forma de vivir, a través del ejemplo, es cómo enseñarle a un niño de 2 años a abusar de sustancias como el alcohol o las drogas.

A eso hay que agregarle que no es lo mismo cometer una infidelidad única por error, y nunca hacerlo más, a aprender acerca de la infidelidad como una de las ‘enseñanzas’ de uno de sus progenitores.

Si leíste el artículo hasta aquí escribe en facebook “Si lo vi” para demostrar que eres de las personas que sí lee… Sabrás quienes lo hacen y quiénes no.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

[/showhide]