Una Vida Sin Errores, Es También Una Vida Sin Éxitos: Por Qué Evitar Fracasar, Puede Ser Tu Único Mayor Fracaso.

El éxito del que hablo, no es sobre ser millonario:

es inscribirse en esa clase de salsa, que desde hace meses sólo nos animamos a espiar desde afuera; es juntar coraje y ponernos una sudadera e ir al gimnasio, aunque nos de vergüenza nuestro cuerpo. Es hacer eso que deseas, aunque todos digan que no lo lograrás.

Es estudiar esa carrera que te apasiona, aunque familiares piensen que ya eres demasiado grande para hacerlo.

Es dejar de soñar despierto mientras trabajas en el mismo puesto de los últimos 7 años, y dar forma a ese proyecto que tienes en mente desde siempre.

Entiendo que todos tenemos miedo a que no funcione, a perderlo todo, a caernos, a hacer el ridículo, a lo que los otros dirán, a ser juzgados de osados o imprudentes. Tenemos miedo a defraudar a seres queridos, a perder tiempo que no volveremos a recuperar; miedo a que las cosas salgan mal y tener que hacernos responsable de eso.

Y sinceramente no juzgo a aquellos que eligen vivir en su zona de confort, o a aquellos que prefieren tomar las mismas decisiones una y otra vez, sólo por miedo a hacer algo nuevo y fallar.

Pero si tú no eres de ese grupo, entonces sigue leyendo, porque hoy quiero compartir con ustedes 10 razones para apreciar el lado positivo de cometer errores, y entender que es algo inevitable, y más bien necesario y saludable para tener una vida más plena, y feliz.