Si me preguntas “¿cuál es la pieza fundamental que es necesaria para lograr cualquier cosa en la vida?”, indudablemente, te respondería la perseverancia. Perseverar en tus ideas y sueños es el único requisito necesario para garantizar que algún día logres el éxito.

En este artículo te voy a enseñar a perseverar. Cuando finalices la lectura, tendrás en tus manos el conocimiento necesario para avanzar, a pesar de todas las circunstancias aparentemente desfavorables que la vida te presenta en tu camino.

Una vez escuche a un amigo decir: “–Las personas tienen mentalidad de microondas. –¿Qué quieres decir con esto? –le pregunté. –Bueno, piensa por un momento: todas la personas quieren las cosas para ahora mismo; quieren perder veinte kilos en una semana, quieren hacerse millonarios en un mes. Sea lo que sea que deseen, lo quieren para ya. Al igual que un microondas, pones la comida fría dentro del microondas y a los minutos ya la tienes caliente y lista para comer.”

Sin duda, le di la razón, porque yo mismo en su momento también tenía la mentalidad del microondas: quería todo ahora mismo.

Muy pocas personas saben perseverar en sus objetivos, y no es casualidad que las personas que perseveran logren sus objetivos y deseos. La perseverancia es una de las habilidades que tienes que desarrollar para evitar abandonar lo que has comenzado a hacer con mucha ilusión.

Para perseverar es necesario que tengas un objetivo claro en tu mente. Reflexiona por un momento y piensa sobre lo que quieres en la vida.

Cuando piensas en lo que quieres, ¿cómo te sientes? Tiene que ser una meta lo suficientemente poderosa para sentir ese impulso dentro de ti que hace que te levantes de la cama a trabajar por tu objetivo. Tu meta tiene que apasionarte, tienes que dormir y levantarte pensado en el día en que lo logres.

Una vida ejemplar se caracteriza por entregarte a una sola cosa durante toda tu vida, por ejemplo: el matrimonio, tu profesión, tu familia, tu cultura. Si piensas por un momento, todos los grandes personajes de la humanidad se destacaron precisamente por entregar su vida a un ideal digno que contribuye a la sociedad.

La Madre Teresa, Martin Luther King, Gandhi, Nelson Mandela, Michael Jordán, son excelentes ejemplos… Si quieres lograr algo, tienes que entregarte en cuerpo y alma a ese objetivos, sea cual sea. Siempre con sentido común y respetando el ambiente.

Si, por ejemplo, hoy decides ser médico, mañana ser veterinario, la semana que viene ser abogada…, te puedo asegurar que hasta que no decidas al 100% qué es lo que quieres ser, nunca lograrás nada.

Perseverar

Tres Pasos Para Perseverar Hasta El Fin

Paso #1 ¿Cuál es tu motivo? Para perseverar es de vital importancia que tengas claro el motivo por el cual quieres lograr eso que dices que quieres. El motivo tiene que ser emocional, que sea lo suficientemente poderoso como para apagar la televisión y ponerte a trabajar.

Puede ser por tus hijos, por tu salud, por tu imagen física, porque quieres sentir la libertad de tener dinero suficiente para complacer tus gustos, por tus relaciones personales… No importa cuál sea tu motivo, lo importante es que sea lo suficientemente poderoso.

Paso #2 Mantente conectado/a con tu propósito. Somos seres humano y por lo tanto, hay días en los que estamos bien y otros días en los que nos sentimos sin ánimo y con ganas de tirar la toalla.

Por este motivo, para perseverar es muy importante que te mantengas conectado/a con tu propósito. Recorta imágenes de tu objetivo y pégalas por toda tu casa o en un sitio donde las veas todos los días. Guarda en tu cartera o bolso algo que te recuerde y te conecte con tu meta.

Es muy fácil hacer las cosas que tienes que hacer cuando te levantas con ánimo y entusiasmado/o. Sin embargo, para perseverar hay que hacer las cosas que tenemos que hacer todos los días a pesar de nuestro estado de animo.

Cuando no tienes ánimo para nada, siéntate por un momento a solas y piensa en tu motivo personal. Imagínate cómo te sentirás cuando lo consigas, y cuando comiences a sentir esa energía dentro de ti…, levántate actúa y persevera.

Paso #3 Felicítate y siéntete orgulloso/a de ti mismo/a. La perseverancia es un misterio, nunca sabrás exactamente cuándo lograrás tus metas. Si todos los días te acuestas con un sentimiento de insatisfacción porque no ves resultados, solo será cuestión de tiempo que tires la toalla y abandones.

Cuando finalices el día y te acuestes, piensa en lo que hiciste hoy para lograr tu objetivo… felicítate y siéntete orgulloso/a porque estás un poco más cerca de lograrlo. Recuerda que un árbol primero debe echar raíces antes de crecer.

Para perseverar, es importante que mantengas un sentimiento de satisfacción, porque estás haciendo las cosas que tienes que hacer.

Al final de tu vida, si no logras tu objetivo, sentirás una inmensa satisfacción porque siempre te mantuviste firme y luchando por tus sueños, y te darás cuenta de que lo más bonito de la vida no es el logro en sí, sino el camino y el proceso…

Déjame un comentario… Gracias.

Todo lo mejor para ti.
Diego Lossada

¿Te Ha Ayudado Este Artículo? Califica con 5 Estrellas :)
[ec_stars_rating]

 
[sc:adsense1]