3 secretos para mejorar la comunicación con tu pareja.

“Ahora no tengo ganas de hablar”
“¿Tenemos que conversar de esto justo ahora?”

Seguramente todas hemos escuchado ese tipo de respuestas por parte de nuestra pareja, ¿o no?

¿Cuántas veces nos ha sucedido, de haber intentado iniciar una simple conversación, pero vemos en la cara de nuestra pareja, ese gesto de desgano, como si ya se hubiera aburrido de escucharnos, inclusive antes de que empecemos a esbozar una palabra?

Seguro que más de una vez.

Bueno, si quieres saber cómo puedes mejorar la comunicación en tu relación, en este artículo te contaremos en detalle, 3 consejos que te ayudarán a evitar que él y tu, se frustren en cada charla.

Antes de empezar con los consejos, necesitas leer lo siguiente:

Un breve recorrido a través de la naturaleza de los hombres: ¿cómo piensan?

Al parecer, nosotras siempre somos inoportunas, nuestros planteos son redundantes, exagerados, e inclusive sin sentido.

Es que los hombres, no entienden que está en nuestra naturaleza y genética, la necesidad de hablar, comunicarnos y compartir. Desde pequeñas estamos acostumbradas a tener largas charlas con nuestras amigas, hermanas y madres, sobre nuestros problemas, tristezas, alegrías, etc., sin nombrar, que nos encanta y necesitamos hacerlo, con lujos de DETALLES. Es un ritual que nos ayuda a aliviar el peso de nuestras dudas, ansiedades, y es sinónimo de confianza, interés y amor.

3 secretos para mejorar la comunicación con tu pareja.

El problema surge, cuando llega el turno de nuestra pareja, y nos encontramos con una pared: su silencio nos parece extraño y sólo nos genera inseguridad.

Debemos entender que los hombres, tienen una naturaleza distinta a la de la mujer, y procesan sus preocupaciones y sentimientos, de manera diferente a la nuestra.

Por ejemplo, ante una tristeza, duda, o problema, por lo general, ellos toman una cerveza con amigos, salen a correr, van al gimnasio dos horas más de lo normal, ven 3 partidos seguidos de fútbol, y recién cuando se encuentran lo suficientemente relajados, le dedican un tiempo a la solución de su “problema”.

Para simplificar, podemos decir que los hombres piensan de manera lineal. (No es menos complejo su proceso de estructuración de pensamientos, pero es un poquito más simple)

PROBLEMA ——- > SOLUCIÓN

Es decir: si no detectan un problema, no piensan de más, ni pierden el tiempo desarrollando teorías de lo que fue, no fue o será. Evitarán a toda costa cualquier cosa que signifique un problema. En caso de que lo hubiera, tratarán de buscar la solución para resolver esa situación, lo antes posible y de la forma más práctica y simple que encuentren.

Teniendo en cuenta este brevísimo recorrido por la mente del hombre, ahora sí podemos pasar a los consejos.

1. Empieza La Conversación De Atrás Hacia Adelante.

Así como en el periodismo se utiliza la pirámide invertida para estructurar las noticias, es decir, el título indica el resultado o el hecho más importante de la misma para que los lectores apurados, puedan estar al tanto de lo que sucede rápidamente, ésta misma táctica, funciona a la perfección con los hombres.

Cuando nosotras empezamos a conversar con nuestra pareja, ellos automáticamente escuchan esperando detectar el “problema”. Los detalles los ponen nerviosos porque sólo necesitan saber la razón de nuestra “preocupación”, para resolverla.

Lo que ellos no saben, es que muchas veces, nosotras hablamos sólo para descargamos, para aliviar el estrés o una ansiedad, y que no necesariamente significa un problema a resolver.

Cuando finalizamos, ellos no entienden qué tienen que hacer al respecto, por lo que nos dan respuestas o soluciones, que de hecho no le hemos pedido. Sólo necesitábamos que nos escuchen y nos digan: “oh, que pena amor lo que te pasó, ¿mejor ahora?.”

Entonces, TIP # 1:

para que exista una buena predisposición, le tienes que advertir que aquello que le contarás, no es nada contra él, que sólo te encuentras disgustada por X situación, y quieres compartirla. Sólo necesitas que te escuche. Esto le permitirá a él, estar más relajado porque no va a tener que pensar en soluciones, ni en respuestas contra algún “reproche”.

2. Encontrar El Momento Oportuno:

Si existe una situación con nuestra pareja que nos angustia, nos frustra, nos pone tristes y necesitamos conversar al respecto, entonces ten en cuenta lo siguiente:

Nuestros tiempos, tampoco son los mismos que los de nuestras parejas. .

Cuando algo nos tiene angustiadas, tenemos la urgencia de hablar al respecto. Estamos todo el día pensando en cada detalle y esperamos ansiosas el momento de ver a nuestra pareja para tener la charla que tanto necesitamos.

Bien, lamentablemente, los hombres no, al contrario.

Ellos, necesitan hacer su ritual para olvidarse de todo luego del trabajo: ir al gimnasio, salir a correr, tomar una cerveza, mirar 3 partidos de fútbol, y luego, recién ahí, estarán preparados para procesar lo que tenemos para decir.

3 secretos para mejorar la comunicación con tu pareja.

Entonces, TIP # 2:

Detecta cuál es SU ritual y cuáles son sus tiempos. Si no los sabes, pregúntale sin vueltas: “¿cuándo te sientes más cómodo para que hablemos de XXXX? Para mi significa mucho poder charlar y así sentirnos mejor”. Esto también deja ver la buena voluntad de tu parte, y que no quieres agregar más drama, sólo quieres buscar una “solución”.
¿Recuerdas? Problema — > Solución.

Aprovecha su proceso, y úsalo a tu favor para poder relajar tus emociones y pensar con claridad qué le quieres decir. Recuerda también la pirámide invertida.

3- Si No Puedes Hablar, Escribe:

ap1 04

Algunas veces, cuando enfrentamos un problema con nuestra pareja, ya sea por nuestra personalidad, nuestro malestar, o nuestra ansiedad, simplemente no nos sale ser concisas, o no nos sale esperar el momento indicado, y necesitamos descargarnos.

Entonces… TIP # 3:

la mejor solución ante este escenario, es escribir una carta. No sólo nos ayudará a no olvidarnos de todo lo que queremos decir, sino que nos permitirá ordenar mejor nuestros pensamientos. Además, nuestra pareja podrá leerla cuando se sienta preparado y predispuesto para procesar nuestras palabras.

Recuerda…

Ninguno de estos tips, intenta poner al hombre en una posición más importante que la nuestra, ni tampoco significa que nosotras debemos “postergarnos” para conversar sólo cuando ellos quieran, sino que estos atajos, nos ayudan a entender las diferencias y a actuar en consecuencia. Somos dos géneros distintos, que no podemos pretender o exigir imposibles, y así como nosotras intentaremos respetar sus tiempos y formas, obviamente, si hay amor y ganas de mejorar, ellos también necesitarán comprender nuestra naturaleza.

Si Te Gusto El Artículo Haz Clic Aquí Para Compartir En Facebook Si tienes algún comentario te invito a que te unas y participes en el Foro.

*Josefina Casas