Después de que veas lo que ésta enfermedad puede afectar no solo en lo físico sino en lo psicológico de las personas vas a quedar en shock y estoy casi seguro que de ahora en adelante verás ésta enfermedad con otros ojos. Es importante que te enfoques unos minutos en ésta información porque puede ser de gran ayuda.

A continuación te voy a mostrar la relación que existe entre los problemas de tiroides y el estado de ánimo de las personas y cómo los puede afectar en su vida. Así que no lo ignores y observa hasta el final, no se sabe a quien se le podría ayudar.

Enfermedad tiroidea: ¿puede afectar el estado de ánimo de una persona?.

Sí, la enfermedad tiroidea puede afectar tu estado de ánimo y causar ansiedad o depresión. En general, cuanto más grave es la enfermedad tiroidea, más intensos son los cambios en el estado de ánimo.

“Las hormonas de la tiroides son esenciales para el desarrollo, la maduración y las funciones del cerebro a lo largo de toda la vida.

En los últimos años, y desde que la medicina cuenta con pruebas más sensibles para estudiar la función tiroidea, se ha podido investigar el efecto de las alteraciones tiroideas subclínicas en nuestra salud física y mental”, explica la dra. Silvia Wengrowicz Soiffer, endocrinóloga.

La glándula tiroides participa en multitud de procesos y funciones de nuestro organismo y en consecuencia también en los procesos cognitivos.

Los dos problemas más comunes de tiroides son:

Hipotiroidismo (tiroides lenta): la glándula está poco activa y produce una cantidad insuficiente de hormonas.

Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva): la glándula está demasiado activa y produce una cantidad excesiva de hormonas.

Un exceso de hormona tiroidea (hipertiroidismo): acelera nuestro metabolismo y puede asociarse a un aumento de la ansiedad, insomnio, nerviosismo, hiperactividad, agitación mental.

Por el contrario, unos niveles bajos de hormona tiroidea  (hipotiroidismo):
 pueden generar un estado de ánimo cercano a la tristeza, melancolía e incluso depresión, también somnolencia, disminución de la capacidad de atención y concentración, alteraciones de la memoria, lentitud mental (principalmente dificultades de cálculo).

Síntomas físicos del hipotiroidismo

  • Aumento de peso.
  • Incapacidad para tolerar ambientes fríos.
  • Períodos menstruales irregulares.
  • Frecuencia cardíaca más baja.
  • Cansancio.
  • Estreñimiento.
  • Piel reseca.
  • Caída del cabello.
  • Agrietamiento de uñas.
  • Calambres musculares.

Síntomas físicos del hipertiroidismo.

  • Distracción.
  • Pérdida de peso.
  • Intolerancia al calor.
  • Frecuencia cardíaca más alta o irregular.
  • Bocio.
  • Fatiga o debilidad muscular.
  • Diarrea.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Temblores en las manos.

Es difícil tener alterados los niveles hormonales tiroideos y no notar una severa inestabilidad física y emocional. Así, lo que suele ocurrir es que mediante el tratamiento de las disfunciones tiroideas, ciertos trastornos psicológicos o psiquiátricos mejoran, e incluso pueden llegar a desaparecer.

La relación entre tiroides y estado de ánimo es es una realidad cada vez más evidente. De ahí la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz para una resolución satisfactoria.

Hay muchos signos y síntomas que nos informan de que algo en nuestro cuerpo no marcha bien.

Cambios radicales en los niveles de cansancio ante grados de esfuerzo similares, irritabilidad o irascibilidad pronunciada o problemas para conciliar el sueño serían algunos de estos cambios.

De esta manera, ante la menor sospecha, lo mejor es consultarlo con un especialista. Piensa que con un sencillo análisis de sangre puedes saber cómo está funcionando tu tiroides.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí