¿Discutes con tu pareja y siempre terminan en peleas? ¿Sientes que cada vez son más insoportables las discusiones con tu pareja? ¿Después de discutir con tu pareja te gustaría arreglar las cosas con pero no sabes cómo hacerlo? Si alguna de tu respuesta es sí, te tengo una buena noticia, al finalizar de leer este artículo conocerás cómo darle solución a ese tipo de discusiones tóxicas y así prevenir que destruya tu relación.

Lo primero que te quiero aclarar es que todas las parejas experimentan dos tipos de discusiones. Las discusiones constructivas, que son las que se basan en el diálogo y ayudan a fortalecer la relación. Y las discusiones tóxicas, que son las que se fundamentan en peleas y poco a poco debilitan la relación, llevándola inclusive a su fin.

Por eso es muy importante saber cómo solucionar las discusiones tóxicas. También es urgente entender las catastróficas consecuencias de no darle solución a tiempo a éste problema y comprender los errores que se cometen a la hora de querer superarlo. Eso te lo explico en esté artículo “Errores y Consecuencias de las Discusiones de Pareja Tóxicas”.

7 Pasos Para Solucionar Las Discusiones De Pareja Tóxicas.

Paso#1 Prevenir:

De lo primero que quiero que seas consciente, es que las discusiones tóxicas se pueden prevenir. Debido a que uno de los motivos que prende la llama de la discusión tóxica, es decirle algo a la pareja en el lugar y el momento menos indicado. A diferencia si lo haces en el lugar y momento adecuado, que habrá menos tensión y fluirá mejor el diálogo.

Para prevenir las discusiones tóxicas es necesario que empieces por comunicarle las cosas a tu pareja en el momento indicado y lugar adecuado. No cuando esta viendo el partido, trabajando o hablando con sus amigas.

Incluso le puedes preguntar a tu pareja cuando se pueden reunir, diciéndole algo como por ejemplo: “mi amor cuando podemos reunirnos 30 minutos que quiero conversar sobre (…), porque sé que en esté momento estás ocupado/a”.

Paso#2 Responde De Forma Positiva:

Si por el contrario se da la situación de que tu pareja te comenta algo y no es el momento ni el lugar adecuado, por favor respira profundo, cuenta hasta diez y recordando todo el amor que sientes hacia tu pareja responde con una sonrisa “cariño estarías de acuerdo si hablamos de esto en la noche porque no estamos en el lugar ni momento adecuado para hablarlo”.

Y si tu pareja está de acuerdo ¡perfecto!, sino sigue aplicando la misma fórmula hasta que le hagas entender que a ambos les conviene discutir ese tema en otro lugar y momento, de lo contrario lo más probable es que acaben peleando.

Paso#3 Busca El Diálogo:

En el caso de que percibas que se empiezan a alterar en medio de una discusión, es importante que busques el diálogo antes de que terminen en una discusión tóxica (peleando).

Es importante que entiendas que callar, ignorar la situación o dar la razón a tu pareja sólo para evitar discutir, no es la solución. Porque esto solo te llevará a acumular cosas por dentro y a la larga es peor. La clave está en comunicar de forma calmada tus opiniones, para así lograr un diálogo pacífico y constructivo.

Superar Discusiones De Pareja

Paso#4 Hagan Un Stop:

Si la discusión llega a la pelea, insultos o faltas de respeto, es que ya están teniendo una discusión muy tóxica y son señales que te indican que es mejor cambiar el rumbo.

Recuerda que con el calor de la discusión se suelen decir muchas cosas, que primero no son ciertas y segundo sólo hace que hablemos y actuemos sin pensar en las consecuencias, por eso luego viene el arrepentimiento.

Así que para evitar todo eso, desde hoy cuando percibas que al discutir con tu pareja, alguno o ambos se está empezando a alterar, tienes que tomar consciencia de que ese camino sólo lleva a un final triste, por lo cual es hora de que hagan un stop, para que cada uno se calme y así poder cambiar el rumbo de la discusión a un puerto más tranquilo.

Puedes decirle a tu pareja algo así: “amor sé que si seguimos discutiendo de forma tan alterada sólo nos haremos daño, estás de acuerdo si nos damos una hora para calmarnos, dar una vuelta y luego hablar cuando estemos más tranquilos, porque alterados no lograremos nada”.

De lo que se trata es de evitar llegar a las peleas y empezar a eliminar las discusiones tóxicas, para empezar a cultivar el diálogo y la calma en todas las discusiones.

“Recuerda que siempre hacen falta dos para discutir, pero uno para poner fin”.

Paso#5 Reflexiona:

Tomarnos un tiempo para reflexionar a solas nos permiten tranquilizarnos, curar nuestras heridas y centrarnos antes de intentar comunicarnos de nuevo con nuestra pareja.

Por eso es muy importante que usen el tiempo del stop para reflexionar sobre lo sucedido, dejando el orgullo a un lado y poniéndote en el lugar de tu pareja para comprenderlo mejor, y así retomar la discusión desde una nueva perspectiva para darle solución.

Reflexiona el motivo de la discusión, del modo en te dirigiste a tu pareja, y si hay errores en tus palabras admítelo y prepárate para pedir las disculpas correspondientes. Piensa y analiza si eso que están discutiendo es tan importante para alterar su vida de pareja y robarles tiempo de felicidad juntos.

Paso#6 Vuelve Usando Las Palabras Mágicas:

Ya luego de calmarte y reflexionar es importante que inicies nuevamente la discusión con tu pareja siendo consciente en que has fallado y por supuesto lo aceptes para mejorarlo.

Y para expresar a tu pareja tu interés de mejorar las cosas y lo mucho que valoras su relación, es importante que uses las palabras mágicas, que son:

(Yo sé que hice…) Yo sé que hice mal en querer hablar contigo mientras estabas ocupado trabajando.

(Entiendo que…) Entiendo que tu también te alteraras.

(Me parece que…) Me parece que podemos hablarlo en mejor momento si estás de acuerdo y así solucionar las cosas.

(Acepto que…) Acepto que cometí un error y lo corregiré para mejorar nuestra relación.

(Perdóname…) Perdóname por haberte insultado.

Obviamente esto con un tono de voz amigable, sincero y bajo.

Paso#7 Fin:

Por último, escucha también lo que tu pareja tiene que decirte de forma abierta y buscando de entender su posición, no de tener la razón.

Luego ya aclarado todo, juntos pónganle fin de forma pacífica a esa discusión, llegando ambos a un acuerdo, que los dos tienen que respetar. Es un grave error y es muy importante evitarlo, el volver a sacar la discusión a futuro cuando se supone que los dos ya le dieron solución a eso, y el tema se había cerrado.

Así que ya sabes, al llegar a un acuerdo, se acabo, se le pone fin al tema con una sonrisa y se continúa su vida normal.

Finalmente ten presente que las discusiones de pareja son parte de la relación, la clave está en usarlas de forma constructiva e inteligente cultivando el diálogo y la buena comunicación, no en evitarlas, callando cosas que te molestan o piensas.

Recuerda.. “Si en las discusiones de pareja existe la buena comunicación nunca habrá insultos, sino diálogos”.

*Yasnely Gómez

Valoración
[ec_stars_rating]