Si estás leyendo esto, tengo que felicitarte. Porque acabas de dar el primer paso para alejar la desmotivación de tu vida. Antes de continuar, déjame preguntarte algo:

¿Cuántas veces te has despertado tan desanimado que no puedes salir de la cama?

¿Cuántas veces te has sentido derrotado antes de intentar algo nuevo?

¿Cuántas veces has tomado acción para estar más motivado?

Todos alguna vez hemos experimentado una situación parecida. Por eso, tengo dos noticias que darte:

  • La primera es que el secreto para estar más motivado, no existe.
  • La buena noticia es que es posible salir de ese círculo vicioso de desmotivación.

Si te fijas, es muy diferente buscar estar más motivado, que lograr salir de esa nube espesa de desánimo que nos persigue a veces.

Estar motivado, es esa sensación que experimentamos cuando nos sentimos llenos de energía, satisfacción y optimismo por crear, producir, hacer y tomar acción. Para llegar a ese punto no existe una fórmula mágica, lo único que se puede hacer es intentar no desmotivarse, que es la sensación opuesta.