Una de las palabras que más escuchamos en nuestra vida, es la palabra NO. Nuestro alrededor se empeña en hacernos creer que el éxito y la felicidad es solo para unos pocos elegidos ¡Esto es falso! Por este motivo en este artículo te enseñare cómo lograr imposible y alcanzar todo lo que te propongas.

Durante el desarrollo de tu vida, se te presentan diferentes tipos de oportunidades, algunas con mayor reto que otras. En esos momentos en los que estás al frente debes pensar que todo es posible. Dentro de tu cabeza, emprende un diálogo interno parecido a la famosa conversación que encarnan en la televisión el protagonista, su diablillo y su angelito. Los pensamientos positivos y negativos te rondan.

Tu mente racional comienza a buscar la manera de justificar que tu nuevo reto será exitoso. Comienzas a formularte preguntas. Tu cerebro, en la búsqueda de referencias para un posible éxito futuro, solo encuentra comparaciones con el pasado.

Es ahí, en el pasado, donde comienza la pesquisa, y si de primeras la mente no encuentra alguna experiencia asociada a esa nueva oportunidad, enseguida despacha la orden de “¡No puedo!”.

Es muy común en las personas pensar constantemente en las razones de por qué no pueden hacer algo, y este diálogo interno es el responsable del miedo que sienten, del fracaso y de la mediocridad. El diálogo interno determina como vivimos nuestras vidas.

Un diálogo interno positivo contribuirá a una actitud positiva, motivándote a pensar que todo es posible. Te mostrará los motivos necesarios para hacer las cosas, te animará y te ofrecerá el impulso preciso para emprender ese nuevo reto.

En cambio, un diálogo interno negativo te encasquetará todas las razones por las cuales no puedes hacerlo.

¿Qué Determina Tu Diálogo Interno?

Tu diálogo interno está determinado principalmente por varios factores: tu entorno, lo que te decían tus padres cuando eras niño, tus maestros de escuela, lo que escuchaste de las figuras de la autoridad.

Si eres una persona que se caracteriza por emprender nuevos retos, piensa que todo es posible. Ten la seguridad de que tu manera de pensar asume que todo es posible.

Cómo Lograr Lo Imposible

En cambio, si eres de las personas que siempre ponen excusas para hacer las cosas, si tu primera reacción ante un nuevo reto es evitarlo y esconderte, es importante que seas consciente de que tienes que trabajar tu mente y tu conciencia.

¿Por Qué La Actitud “Todo Es Posible” Es La Correcta?

Principalmente, porque la actitud “todo es posible” te permitirá hacer las cosas que siempre has deseado hacer. Dejando a un lado el miedo, las inseguridades y las excusas.

Todas las personas que piensan que todo es posible, rompen sus límites y logran cosas increíbles. Pensar que todo es posible es pensar positivo. Cuando piensas de esta forma, tu cerebro te impulsa para realizar las cosas necesarias para alcanzar tu objetivo.

Una actitud “NO PUEDO”, te aleja de lograr tus metas, y te mantiene preso de una rutina diaria, con una vida monótona y aburrida. Pensar que todo es posible es clave. Si piensas que no puedes, tu cerebro buscará las razones para no hacer las cosas.

Al final de tu vida, llegará un momento en que tendrás que reflexionar sobre tu pasado, y te arrepentirás de las cosas que no hiciste, y te sentirás orgulloso si pensaste que todo era posible, sin importar si tuviste éxito o no.

Solo tenemos una vida por vivir, y solo tenemos una oportunidad para hacer las cosas que deseamos hacer. Todo es posible.

No importa si ignoras cómo, no importa si no tienes el camino claro, no importa si no puedes ver más allá de un día. Nada de eso importa. Piensa que todo es posible, y a medida que recorras el camino, irá apareciendo poco a poco; las nubes se dispersarán y todo se volverá claro y transparente para ti. En ese momento, sentirás la satisfacción de haber tomado la actitud de “todo es posible”.

Es importante pensar que todo es posible y tener fe. Si mezclas estos dos ingredientes, lograrás todo lo que te propongas, sin duda. Confía en ti, en tus capacidades y sigue adelante. Ten presente que al principio de tu camino, las personas de tu alrededor te argumentarán que no puedes, la sociedad te tachará de loco/a. No obstante, mantente firme y piensa que todo es posible.

Recuerda: ¡todo es posible!