La motivación es sin duda el motor que mantiene a una persona en marcha hacia sus metas y objetivos. En este artículo te voy a enseñar tres claves para mantener la motivación, y te voy a revelar porqué la motivación si no la mantienes y alimentas, será sólo una sensación placentera pero sin ninguna influencia en tu vida.

En la vida cotidiana los momento de motivación suceden de diferentes formas: nos inspiramos por un testimonio de alguien, o porque conocemos a una persona que ha logrado eso que queremos lograr, escuchamos o leemos unas palabras que nos hacen expandir la conciencia y nos sentimos inspirados a actuar, asistimos a una conferencia, leemos un libro, etc.

En esos momentos de motivación, sentimos una sensación en nuestro cuerpo de poder enfrentar cualquier reto que la vida nos presente y salir victoriosos. Sentimos que nuestros sueños son posibles y nos sentimos capaces de salir adelante a pesar de las circunstancias adversas.

La Motivación Sin Acción Es Sólo Una Ilusión

El punto critico está en que si no haces nada para mantener esa motivación contigo día a día se esfumará y tu vida volverá a hacer la que siempre ha sido.

Sin querer las personas caen en una especie de círculo vicioso en donde se sienten motivadas, dicen que van a hacer eso que tienen que hacer, pero sólo se queda en palabras y no en acciones. La motivación se va, sin ningún tipo de influencia en su vida. Hasta el día en que de nuevo comienzan el círculo vicioso, con falsas esperanzas y sin ningún cambio trascendente.

Motivarte día a día debería ser un hábito al igual que el cepillarte los dientes. Todas las mañanas necesitas sentir esa energía en tu interior que sólo la sientes cuando estás motivado, porque es esa energía la que te impulsará a salir adelante y tomar acción congruente hacia tus objetivos y metas.

Si no mantienes y alimentas tu motivación, corres el riesgo de resignarte con tu vida y tus problemas actuales, condenándote así a una vida de insatisfacción, frustración y descontento por no disfrutar la vida que siempre has querido.

La buena noticia es que el día de hoy aprenderás tres claves para que te mantengas motivado/a día a día y cada vez estés más cerca de lograr tus sueños.

Tres Claves Para Mantener La Motivación

Clave 1: En una oración describe tu motivación.

Siéntate por un momento a solas, piensa y reflexiona sobre tu vida y busca las razones o motivos para luchar por un futuro mejor y lograr tus sueños.

Por ejemplo: tu motivación puede ser: “brindarle a tus hijos un mejor futuro mediante una buena educación”, “lograr la independencia financiera, y sentir la libertad que el dinero te da”, “Sentirte bien contigo mismo/a y verte bien”… Sea cual sea tu motivación intenta describirla en una oración.

Cuando tengas claro cuál es tu motivación, escríbela en una hoja unas 100 veces y repítela cada ves que puedas. Esto es, para que se grabe en tu mente subconsciente y siempre, en especial, en los momentos difíciles la recuerdes y sientas ese impulso que te vuelva a motivar.

Clave 2: Escribe las cosas que tienes que hacer para lograr tus sueños.

La motivación sin acción sólo es una ilusión. La energía y el impulso que sientes cuando estás motivado tienes que enfocarlo en hacer las cosas que sabes que tienes que hacer para lograr tus sueños.

Es por éste motivo que es importante que reconozcas exactamente cuáles son las acciones claves que te darán los resultados que quieres. En esté punto es necesario que dediques un tiempo a investigar y buscar la información que necesitas. La buena noticia es que tienes a tu disposición muchos recursos para conseguir esa información: El internet, las bibliotecas, las librerías, busca y compara de diversas fuente y llega a una conclusión sobre cuales son las acciones que tienes que emprender para lograr tus sueños.

Por ejemplo: si quieres escribir un libro, todos los días tienes que escribir cómo mínimo un párrafo. Si quieres ser una mejor esposa o esposo tienes que tener todos los días un gesto de amor hacía tu pareja.

Clave 3: Mezcla los ingredientes.

Luego que ya tengas claro en una oración cuál es tu motivación, y que sepas exactamente qué es lo que tienes que hacer para lograr tus sueños, llego el momento de mezclar estos dos ingredientes todos los días con constancia, perseverancia y fe.

Cuando piensas en tu motivación y aprovechas ese impulso y haces lo que tienes que hacer, estarás cada vez más cerca de materializar eso que deseas.

Mis mejores deseos para ti en tu viaje hacia el éxito :)

Te invito a que me dejes un comentario y compartas este artículo con tus amigos haciendo click en los botones que aparecen aquí abajo.

Te escribió Diego Lossada

¿Te Ha Ayudado Este Artículo? Califica con 5 Estrellas :)
[ec_stars_rating]

 
[sc:adsense1]