La mayoría de las personas al momento de correr algún peligro la primera reacción siempre es correr, es un método de supervivencia que está en los genes de las personas. Es importante que te tomes unos minutos en ver este artículo porque no sabes cuando puedes pasar por una situación así.

La buena noticia es que en un momento te voy a mostrar algunas cosas que puedes hacer en casa de que un perro quiera atacarte. Así que observa hasta el final y presta mucha atención para que sepas qué hacer en ese caso.

Esto es lo que Debes Hacer si te Ataca un Perro.

Es posible que nunca necesites usar estos consejos, si tienes suerte, pero de igual forma deberías conocerlos porque podrían resultar muy útiles en caso de que seas atacado por un perro.

Primeramente debes estar seguro de que el perro va a atacarte. Cuando lo estés, debes reaccionar y defenderte.

Si puedes, envuelve los brazos con una camisa para mayor protección, pues así cubres las arterias del cúbito del brazo y los tendones.

Además de eso debes hacer lo siguiente que te voy a mostrar:

¡No entres en pánico!

Se tiene la fuerte convicción de que los perros y demás animales perciben el miedo humano.

No obstante, apenas puedes mantener la calma cuando un perro agresivo está gruñendo y ladrando. Si gritas, agitas los brazos o huyes, puedes disparar el instinto de presa del perro y provocarle que te ataque.

¡Ralentiza la marcha!

Si un perro se cruza por tu camino mientras trotas, de inmediato baja tu velocidad de movimiento. Lentamente date vuelta hacia otra dirección y sigue tu paso vigilándolo de reojo. Así dejarás de parecerle una presa atractiva.

¡No mires al perro a los ojos!

El contacto visual directo puede intensificar el comportamiento agresivo de un perro. Mirar fijamente a un perro a los ojos puede ser interpretado como una amenaza por el animal y convertirse en una razón para que te ataque.

Mantén al perro a la vista, pero evita el contacto visual directo con él. Esto le hará saber al perro que no eres una amenaza, y probablemente se dará la vuelta y se marchará.

¡Distrae al perro con otro objeto!

En esta situación te ayudará cualquier cosa que tengas a la mano. Dale al perro tu bota, tu botella o mochila, cualquier cosa que pueda morder.

Mientras el animal esté ocupado, podrás alejarte sin que se dé cuenta y evitar las consecuencias graves.

¡Ordénale al perro que retroceda!

Si el perro sigue comportándose de forma agresiva, enfréntalo, evitando el contacto visual
directo y ordenándole que se vaya.

Asegúrate de hablar con una voz fuerte y confiada, pero no aguda. Las órdenes más eficaces son “No” y “Atrás” con un tono firme, así el perro se asustará y se marchará.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí