¿Te gustaría conocer una receta muy sencilla que te enseñará a hacer queso casero solo con tres ingredientes que casi siempre tienes en casa y sin tener que gastar mucho dinero?. Sin lugar a duda es una receta que se ha hecho muy famosa en el mundo porque muchas personas ya están disfrutando de el queso echo por ellos mismos.

El artículo que te voy a mostrar en un momento trata sobre una receta para hacer queso blanco fresco en casa sin tener que usar químicos o alguna máquina en particular. Por eso tienes que ver hasta el final de este contenido y así aprender a hacerlo para que sorprendas a toda la familia.

Receta para hacer queso en casa

No cabe la menor duda de que en los distintos supermercados podemos encontrar una gran variedad de quesos, para cuando se nos antoja comer un trozo de este alimento. Sin embargo, no hay nada más sencillo y saludable que preparar tu propio queso fresco.

El queso es un elemento clave en las dietas de muchas personas, con unas excepciones puntuales, específicamente las de los que sufren de intolerancia a la lactosa. De resto, casi todo al que le preguntes te dirá que le encanta el queso.

Crear tu propio queso casero es lo máximo, además de ser delicioso es muy fácil de realizar. Así ya no tendrás que preocuparte por la higiene de preparación durante todo el proceso, ya que como lo harás tu misma podrás controlarlo mejor y que sea más limpio.

Ingredientes:

  •  Un litro de leche entera fresca
  •  Un yogur natural
  •  El jugo de medio limón
  •  Una gasa de algodón hidrófilo
  •  Un cuenco
  •  Un molde de apróximadamente unos 12 cm de diámetro

Elaboración:

  • Calienta la leche a una temperatura de 90 grados durante 15 minutos.
  • Añade a ella el yogur y el jugo de limón y mezcla muy bien todos los ingredientes.
  • Programa ahora el horno a 90 grados y agrega toda la mezcla dentro del molde.
  • Para llevar este al horno durante 2 minutos, hasta que notes que el suero se separa y se vuelve amarillento.
  • Luego del tiempo establecido, coloca la gasa doblada sobre el molde de manera que sobresalga sobre sus bordes.
  • Agrega el molde dentro del cuenco.
  • Ahora vierte todo el contenido del molde sobre la gasa: verás que el suero va cayendo en el cuenco mientras que el cuajo queda en la gasa.
  • Aprieta bien la gasa para que escurra lo máximo posible.
  • Ahora vuelve a tomar el molde y vierte en él el cuajo de la gasa; aprieta muy bien y coloca algo de peso encima (una lata o algo sólido pesado).
  • Coloca en la nevera durante media hora.
  • Pasado el tiempo establecido, saca el recipiente de la nevera y quita la gasa, para agregar al queso algo de sal (si es de tu gusto).
  • Pon el queso en un molde aparte y deja que repose en la heladera durante al menos unas 8 horas.

Este queso será delicioso con cualquier cosa que te guste: prepárate para disfrutarlo con tu familia cuando quieras

NOTA: Recuerda Suscribirte A Nuestro Canal De YouTube, Es Gratis: Haz Click Aquí

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo. :D