No sé ustedes, pero durante mucho tiempo me he tropezado con la misma piedra una y otra vez, he guardando rencores por no saber decir “perdón”, he acumulado resentimientos por no decir lo que pienso y siento, por no decir NO cuando correspondía. Me he metido en problemas por intentar tener una vida de fantasías gastando más de lo que tenía, y ni hablar que he cometido muchos errores por falta de amor propio, viviendo como una víctima sin tomar consciencia de mis acciones y de las repercusiones que éstas podían causar en otros y en mí misma.

Obviamente que nadie elige a propósito pasar por esas experiencias, es más, la mayoría de las personas de este mundo tenemos por igual, sin importar creencias, el tipo de educación, la raza o la clase social a la cual pertenezcamos, el deseo de tener una buena vida.

Por eso, en el artículo de hoy, quiero compartir con ustedes las 19 Instrucciones para la vida del Dalai Lama. A mi me han servido mucho, y los repaso de tanto en tanto, como una verdadera guía que me permite recordar cuál debe ser mi actitud frente a los desafíos de cada día, para vivir con más paz y armonía.

Estoy convencida de que nunca es tarde para aprender, para crecer, para evolucionar y construir una vida de la cual nos sintamos orgullosos.

¡Empecemos!

[showhide more_text=”Clic Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

INSTRUCCIONES PARA LA VIDA DALAI LAMA

1- Ten en cuenta que los grandes amores y los grandes logros, implican grandes riesgos.

2- Cuando pierdas, no pierdas la lección.

3- Nunca olvides las 3 “R”

      Respeto por uno mismo.
      Respeto por los demás.
    Responsabilidad por todas tus acciones.

4- Recuerda que, no conseguir lo que deseas, es a veces, un maravilloso momento de buena suerte

5- Aprende bien las reglas, para saber cómo romperlas correctamente.

6- No deje que un pequeño conflicto dañe una gran amistad.

7- Cuando cometas una equivocación, haz lo necesario para corregirlo

8- Regálate algo de tiempo para estar a solas.

9- Abre tus brazos al cambio, pero nunca dejes ir tus valores.

10- Recuerda que a veces, el silencio es la mejor respuesta.

11- Vive una vida buena y honorable. Entonces cuando llegues a viejo y pienses en tu pasado, la disfrutará una vez más.

12- Una atmósfera cariñosa en tu hogar, es la fundación para la vida. Haz todo lo posible para crear un ambiente tranquilo y armonioso en tu familia.

13- En desacuerdos con las personas que amamos, concéntrate en el presente, y deja de lado el pasado.

14- Comparte tu conocimiento, es una manera de alcanzar la inmortalidad.

15- Sé bueno con la madre tierra.

16- Una vez al año, dirígete hacia algún lugar al cual nunca hayas estado antes.

17- Recuerda que la mejor relación es aquella en la cual tu amor por una persona, no se transforme ni exceda en necesidad por ella “

18- Mide tu éxito por lo que tú has tenido que sacrificar para lograrlo.

19- Ama

Este pensamiento del Dalai Lama se los regalo a ustedes para pensar si acaso no estamos llevando una vida, de la cual no la vivimos, sino que la sobrevivimos.

instrucciones para la vida del dalai lama 2

Esta guía del Dalai Lama nos provee de instrucciones generales para ir por el buen camino de la vida, y me pareció una buena idea, sumar otros consejos, quizás más terrenales, más del tipo que uno le daría a un hijo, y que sin embargo nos vienen bien a los adultos también.

Los siguientes consejos, de hecho fueron en realidad creados por un padre (H. Jackson Brown) para el momento que su hijo cumpliera 18 años y se fuera a la universidad, asegurándose de que su hijo no olvide nunca que hacer para ser un buen hombre.

El listado se volvió popular, y esos consejos se convirtieron en un libro que se llama “ El pequeño libro de instrucciones para la vida”.

Las siguientes instrucciones son sólo algunas, pero son las que más me han gustado:

  • Escucha el doble de lo que hablas (por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca).
  • Aprende a distinguir quienes son tus amigos y quienes son tus enemigos.
  • Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
  • Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
  • Nunca confundas riqueza con éxito.
  • No confundas confort con felicidad.
  • Vive de tal manera que, cuando tus hijos piensen en justicia, cariño e integridad, piensen en ti.
  • Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
  • Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
  • Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
  • Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
  • No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
  • Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche.
  • Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.
  • Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
  • Haz lo que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
  • Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas.
  • Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades
  • Recuerda el viejo proverbio: Sin deudas, sin peligro.
  • Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
  • No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.
  • No esperes a que muera alguien para decirle cuanto lo amabas, díselo hoy que lo tienes cerca.
  • No digas que te falta tiempo, tienes exactamente el mismo número de horas que: Helen Keller, Pasteur, Miguel Ángel, la Madre Teresa de Calcuta, Leonardo da Vinci y Albert Einstein.
  • Elige a tu pareja con mucho cuidado. De esta decisión dependerá el 90% de toda tu felicidad o tu tristeza; pero después de elegir cuidadosamente, no es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada.

Y a tí, ¿cuál de estos consejo te ha gustado más?

[/showhide]