Cómo Es Estar Enamorado Cuando Tienes Una Depresión

[showhide more_text=”Mostrar La Transcripción Del Video” less_text=”Mostrar Menos…”]

“Nadie te amará hasta que aprendas a amarte a ti mismo” es una frase lo suficientemente fácil como para creer que es verdad. Pero a la vez es aterradora, especialmente si padeces una depresión. ¿Qué pasa si nunca aprendes? Como adolescente, me hizo temer por mi vida como adulta. Tenía la certeza de que nunca sería capaz de estar en una relación, pero estaba equivocada. Honestamente, no me gusto mucho, pero en Agosto de 2013, un chico se enamoró profundamente de mí.

He batallado con la depresión desde que puedo recordar. He estado con y sin medicación, he ido a terapia, pero aún sigue ahí, cómoda en su hogar dentro de mí. Puedo sentirla cada día, una pequeña molestia que puede causar un fuerte dolor emocional en los momentos más inconvenientes.

A mi depresión no le importa si estoy en una relación con un chico que me hace reír, me dice lo guapa que soy 20 veces al día y se preocupa por mí más que cualquier otro chico lo ha hecho antes.

Mira Como Es Estar Enamorado Cuando Tienes Una Depresion

Estoy agradecida por las noches que me abraza mientras estoy llorando durante horas sin razón.
Estoy agradecida cuando me soporta en esos periodos aleatorios de irritabilidad. Siempre intenta consolarme cuando de repente me siento incómoda cuando estamos en un lugar público.

Me llena de esperanza por el futuro cuando me dejo llevar por el más oscuro de los caminos, juega con mi pelo cuando tengo problemas para dormir y me anima a comer cuando no tengo hambre. Cuida de mí y nunca he tenido que darle explicaciones. Después de tantos meses de relación, aún pienso “Wow, alguien está enamorado de mí.” Y pienso lo afortunada que soy porque alguien me ama, a pesar de los errores en mi química.

Ese amor intenso es aterrador, porque cada día temo que algo le hará irse. Esa vez en la que vuelva a salir de la cama, llorando sin razón, podría apartarle. Sé que eso le molesta y le digo que no es su culpa.

A menudo me invade la culpa y odio que mis sentimientos sobre mí misma le hagan daño a él. A veces no se convence fácilmente, pero lo intento tanto como puedo con las pocas energías que me quedan. Algunas de nuestras noches acaban con un fuerte abrazo y un “Lo siento” que sale de mis labios, pero simplemente estoy agradecida de que él aún sea feliz al despertarse a mi lado cada mañana.

Cada día es una lucha. Siempre estoy al filo, yendo y viniendo entre preocuparme demasiado y pasar de todo, preguntándome cuándo tendrá suficiente. Rápidamente me recuerda cuánto me quiere, pero yo soy igual de rápida para volver a estar envuelta en la duda. Ambos sabemos que es cómo estaremos siempre y si aún no se ha rendido, sé que está conmigo al 100%.

No dejes que nadie te diga que no mereces ser amado si no te amas a ti mismo. Nunca dejes que nadie te diga que tu enfermedad mental es la razón por la que no estás en una relación. Nunca dejes que nadie te diga que deberías sonreír más, arreglar tu pelo o llevar ropa más colorida. Nunca dejes que nadie te haga sentir mal por cosas que no siempre puedes controlar.

Alguien se enamorará de ti a pesar del estado en el que estés más cómodo, y si ese estado es estar acurrucado en el suelo de tu habitación, llorando mientras escuchas tus canciones favoritas más tristes, entonces, habrás encontrado el amor verdadero.

[/showhide]


Warning: A non-numeric value encountered in /srv/users/serverpilot/apps/autoayudapractica3/public/wp-content/themes/AutoayudaPracticaV2/includes/wp_booster/td_block.php on line 1009