Si has comenzado a leer un libro y lo has terminado, tal vez habrás notado que se puede sentir como enamorarse de un extraño al que nunca podrás ver de nuevo, sufres el anhelo y la tristeza de una aventura concluída, pero al mismo tiempo, sientes cierta satisfacción. Te sientes lleno de la experiencia, la riqueza, la conexión que se produce después de aceptar otra alma. Te sientes lleno, aunque sólo sea por ese rato.

Este tipo de lectura, de acuerdo con la revista Time, se llama “Lectura Profunda”, una práctica que se extinguirá muy pronto en esta época en que la gente es siendo mas superficial y lee menos. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo. Acuérdate Compartir Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos.

[showhide more_text=”Quiero Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

De acuerdo con ambos estudios realizados por Raymond Mar, (psicólogo de la Universidad de York en Canadá, y Keith Oatley, profesor de psicología cognitiva en la Universidad de Toronto) en 2006 y en 2009, los que leen libros sobre ciencia ficción son capaces de tener más empatía y “teoría de la mente”, es decir, la capacidad de soportar opiniones, creencias e intereses aparte de los propios.

Los lectores, al igual que los escritores de cartas y las envían por correo postal, son ahora una especie en extinción. Y sin embargo, esta clase de personas han demostrado ser más amables y más inteligentes que los que no escriben cartas.

Los lectores al leer los libros es como si, experimentasen la vida de otra persona a través de sus ojos abstractamente, y así aprenden lo que se siente salir de sus cuerpos y ver el mundo a través de otros ojos, otra piel; por esta razón considero que no es ninguna sorpresa que los lectores sean mejores personas.

Por eso podemos decir que los lectores tienen acceso a cientos de almas, a demás llegan a tener la sabiduría de todas ellas. Han aprendido lo que significa ser una mujer y un hombre con otras raíces, también han visto cosas que nunca llegaríamos a entender y hasta incluso llegan a experimentar la muerte de personas que nunca conocerás.

Saben lo que se siente sufrir entre las entrañas de otras personas, llegan a imaginar situaciones, lugares o acciones que jamás podríamos entender por esto y mucho más, son sabios más allá de sus años.

La lectura es algo que te moldea y que labra tu carácter. Cada lección, triunfo y momento crucial del protagonista se transforma en el tuyo propio.

Cada pena, dolor y cruda realidad se convierte en tuya para hacerle frente. Has viajado con autores y experimentado el dolor, la angustia y la tristeza que sufrieron mientras escribían. Has vivido miles de vidas y has aprendido de cada una de ellas.

Busca y encuentra a la raza que está en vías de desaparición. Los podrás ubicar en metros, parques y cafeterçias. Los verás con mochilas, maletas y bolsos. Ellos serán inquisitivos y autosuficientes, y los reconocerás a los pocos minutos de hablar con ellos.

Tendrás un encuentro donde te hablen y no te conversen.

Te escribirán mensajes y cartas en versos. Son detallados, pero no de manera desagradable. No se limitan solo a responder preguntas y dar declaraciones, sino que contraatacan con profundos pensamientos y teorías curiosas. Te cautivarán con su conocimiento de las palabras.

Según Cunningham, “la mayor parte del crecimiento del vocabulario en la vida del niño se produce indirectamente a través de la exposición al lenguaje en lugar de a través de la enseñanza directa.”

Sal con alguien que realmente sepa cómo usar su boca y tendrás una experiencia diferente.

Entenderán lo que dices y como te sientes.

Sólo debes enamorarte de alguien capaz de ver tu alma, que haya llegado a tu interior y posea esas partes íntimas propias que nadie había podido encontrar antes. Debe ser alguien que no sólo te conozca, sino que te comprenda en tu totalidad.

Según el psicólogo David Comer Kidd, “Lo que los grandes escritores hacen es convertirte en escritor. En la literatura de ficción, los personajes no completos hacen que tu mente trate de entender la mente de los demás.”

Los lectores poseen la capacidad de empatía. Pueden no estar constantemente de acuerdo contigo, pero van a tratar siempre de ver las cosas a través de tu punto de vista.

Encontrarás en ellos sabiduría.

El hecho de ser demasiado inteligente puede ser desagradable, pero ser sabio puede ser realmente emocionante. Hay algo irresistible en alguien del que puedes aprender tanto. La necesidad de bromas y conversaciones ingeniosas es más importante de lo que crees, y enamorarte de un lector no sólo mejorará la conversación, sino el nivel de la misma.

Según Cunningham, los lectores son más inteligentes debido al aumento de sus habilidades de vocabulario y memoria, además de su capacidad para detectar patrones. Tienen funciones cognitivas superiores que los no-lectores promedio y pueden comunicarse de forma exhaustiva y eficaz.

Conversar con alguien que lee es como salir con un millón de almas. Ganarás la experiencia que han logrado a partir de todo lo que han leído y la sabiduría que viene sumada a esas experiencias. Se siente como salir con un profesor, un explorador y un romántico.

Si te encuentras con alguien que lee, entonces, también tú, podrás vivir mil vidas diferentes.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo.

[/showhide]