El 50% de nuestro tiempo, mientras que no estamos dormidos, repetimos día tras día, las mismas acciones y pensamientos de manera automática, es decir, sin pensar.

Justamente porque son rutinas que las hacemos sin pensar, es que resulta tan difícil crear nuevos hábitos o quebrar y erradicar malos, indica Jeremy Dean en su libro “Creando hábitos, rompiendo hábitos: como hacer cambios que perduren”.

¿Cómo hacer entonces, a los 35 por ejemplo, para empezar a cultivar nuevos hábito, y reemplazar una rutina que quizás desde hace 20 años ya la tenemos aferrada en nuestra vida, como por ejemplo: fumar?

Volver a empezar ya de adultos, implica aprender a pensar diferente, disfrutar de algo diferente, sentir de forma diferente, y también implica aprender a decir SÍ a cosas que a lo largo de casi toda nuestra vida, hemos dicho que NO, o al revés.

Justamente porque todo será nuevo, en este artículo te contaré cuáles son las barreras que se presentan cuando queremos crear un nuevo hábito. Y es muy importante que las conozcas, para poder primero identificarlas, para luego trabajar sobre ellas, y así estar preparados para hacer el GRAN salto.

[showhide more_text=”Clic Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

HABITOS 2

En uno de los artículos anteriores, describí el proceso de formación de un hábito, y considero que vale la pena recordarlo, porque necesitamos ser conscientes de cuál es la raíz y qué es lo que dispara la activación de cada uno de ellos, en especial, de los malos hábitos.

“Charles Duhigg, quién es el autor del libro El poder de los hábitos” explica cuáles son los 3 elementos que participan en la construcción y consolidación de un hábito:

1- El Disparador: es una señal interna o externa que le indica a nuestro cerebro qué hábito debe poner en marcha.

Por ejemplo, el disparador puede una situación que nos pone bajo un estado de ANSIEDAD: algo muy común pueden ser los exámenes finales de la universidad.

2- La Rutina: puede ser mental, física o emocional, y es el comportamiento o acción que se realiza cuando el disparador aparece.

La rutina que nosotros elegimos para responder al disparador de la ANSIEDAD, generada por el miedo a rendir un examen final, puede ser: COMER.

3- La Recompensa: ayuda a tu cerebro a decidir si este circuito vale la pena recordar y automatizar. ”

La recompensa en este ejemplo es: CALMAR LA ANSIEDAD. El cerebro comprendió que cada vez que comemos, logramos con satisfacción calmar la ansiedad, y es por eso que el cerebro confirma que vale la pena asociar la comida a este disparador, por su gran efectividad.

Entonces, ¿Por qué es importante conocer el disparador, la rutina y la recompensa?: porque aunque nunca vamos a poder eliminar la ansiedad que distintas situaciones del día a día la dispara, si podemos elegir cambiar la rutina, que nos alivie y nos provea la misma recompensa que la comida.

Entonces para crear un hábito que reemplace a otro, debemos empezar a preguntarnos: ¿Qué es lo que me hace beber tanto, comer tanto, fumar tanto? ¿Bajo qué circunstancias lo hago? ¿Qué siento cuando lo hago?

8 Barreras Que Nos Impiden Crear Un Nuevo Hábito.

1. No Identificar El Problema Y La Verdadera Recompensa.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

Muchas veces sucede que no queremos ver que hay un problema en los hábitos actuales que tenemos, en especial los que no son saludables. No queremos aceptar que fumamos, bebemos, comemos demasiado, y que ese fumar, comer o beber, ya no lo hacemos por placer, sino que es una necesidad, y que sobrepasa los límites normales.

Es necesario ser sinceros con uno mismo, y enfrentarse a la verdad. Una vez conquistada esta gran etapa, debemos identificar por qué lo hacemos, y también el disparador, la rutina y la recompensa.

2. Estrés.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

 

El estrés es una de las barreras más poderosas, ya que afecta a la mente y al cuerpo. Cuando estamos bajo estrés, es muy difícil incorporar un nuevo hábito, porque el cerebro activa su modo automático para responder y calmar este estado a través de rutinas que ya tenemos naturalizadas y que se hacen sin pensar, por lo que cualquier impulso (fumar, comer) será muy difícil de controlar bajo situaciones de estrés.

Esto sucede, porque el cerebro al estar bajo un modo “automático”, inhibe los circuitos de autocontrol, y de autoconciencia para predecir las consecuencias de una acción. Por lo tanto, es muy importante plantear una estrategia rápida para salir del modo automático para evitar permanecer en ese estado, y recurrir a los malos hábitos. Esto se puede hacer, mientras nos preparamos para crear una nueva rutina que responda más saludablemente a este disparador tan poderoso.

3. No Programamos Nuestra Mente.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

Muchas personas quieren hacer cambios radicales, sin tener en cuenta, que la mente es en lo primero que debemos trabajar. Si no creemos que podremos lograrlo, si no creemos en nosotros mismos, si no identificamos nuestros miedos y creencias limitantes que eventualmente conspirarán para arruinar nuestros objetivos, con mucha seguridad nunca podamos ni empezar a dar el primer paso.

4. No Creer En Tu Nueva Identidad.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

James Clear dice: “cada acción que realizamos es impulsada por la creencia fundamental de que es posible hacerla. Si tu cambias el tipo de persona que tu crees que eres, luego es mucho más fácil de cambiar tus acciones” .

Es decir, si tu crees que eres una persona de poca voluntad, que eres gordo y no puedes hacer nada, entonces probablemente, nunca hagas nada. Pero si tu crees que eres una persona activa, que temporalmente estás con sobrepeso, y que sabes que puedes hacer lo que sea, entonces, tendrás menos limitaciones que frenen el cambio.

5. Expectativas Poco Realistas.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

Hay una frase que dice: Sueña en grande, pero empieza con algo pequeño .Si nunca en la vida hemos corrido ni 200 metros, porqué nos auto-saboteamos con objetivos inmensos, que no sabremos si podremos cumplirlo ni en qué tiempo. Colocar objetivos gigantescos, no sólo nos parecerán imposibles de cumplir, sino que justamente eso, nos llenará de miedos que nos harán desistir, inclusive antes de empezar.No es lo mismo decir: voy a correr 10 km, a decir: quiero correr 1 km por día. Mientras más fuerte te vuelvas, irás sumando más kilómetros.

6. Sólo Te Concentras En El Resultado Pero No En El Comienzo.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

Hay personas que no terminan de iniciar una nueva rutina, que ya quieren ver los resultados. ¡Errrooorrrrr! Apresurarse y concentrarse en el resultado nos vuelve impacientes y debido a que las cosas llevan su tiempo, es probable que la ansiedad nos seduzca a abandonar todo a mitad de camino.

Empiezas a lo grande Quieres masticar más de lo que tu boca te permite. De repente, quieres hacer un cambio en tu vida, y decides dejar de fumar, empezar a correr, y limitar la cantidad de comida. Dicen que el que mucho abarca, poco aprieta. Es mejor empezar de a uno a la vez, para que la presión no sea tan grande.

7. Quieres Cambiar Tu Vida, Pero No El Estilo De Vida.

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

Esto es uno de los casos más comunes: quieres cambiar tu vida, y ser una persona súper saludable, sin cigarrillos ni otros vicios, pero no has intentado aún cambiar tu estilo de vida, saliendo a caminar 2 veces a la semana. Se empieza cambiando el estilo de vida, para luego llegar a cambiar el tipo de vida.

8. No Planeas Los Fracasos. 

Por que es tan dificil incorporar nuevos habitos

Somos seres humanos, y cuando aprendemos algo, es lógico que nos tropecemos hasta incorporar la habilidad o la rutina a la perfección. Muchas veces no planeamos los fracasos, y cuando tenemos una recaída, no estamos preparados con una estrategia para volver al ruedo rápidamente, y no abandonar todo, por un desliz…

¿Te has topado enfrentado a algunas de estas barreras alguna vez? ¡Cuéntame!
[/showhide]